noticiaspordoquier.com.ar | Contacto | Design by Gonza | Powered by Blogger

jueves, 21 de agosto de 2008

La Iglesia en tiempos de Kirchner

Hacia fines del año pasado, tras la asunción de la presidenta Cristina Fernández, parecía que se iban a empezar a llevar bien. Con bombos y platillos y después de cuatro años de no verse la cara, las partes anunciaban una reunión que encauzaría el diálogo. Pero, en poco menos de nueve meses, la relación entre el Gobierno kirchnerista y la Iglesia católica pasó de ser mala a pésima.




Primero, Alberto Iribarne. Para el Vaticano, era un capricho que los Kirchner quisieran ubicar a un hombre divorciado como embajador ante la Santa Sede. Para los Kirchner, era un capricho que el Vaticano rechazara a un hombre de trayectoria “intachable”.

En marzo, llegó el conflicto con los productores agropecuarios y la lluvia de críticas opositoras ante la falta de consenso. La Iglesia se subió al carro, cuestionó que el Gobierno no recibiera a los representantes del campo, le exigió “gestos de grandeza” y alertó sobre la posible fragmentación social que provocaría la contienda.

Aunque, como explica el párroco y asesor del Centro Pablo VI para la Difusión de la Doctrina Social, Agustín Espina, en ningún momento se ofreció como mediadora.

“La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) recalcó que solo intervendría si se lo pedían, como no fue así, se limitó a auspiciar un acuerdo entre las partícipes de la disputa”, afirma.

La Iglesia se invistió como órgano de presión y, por si no alcanzara, en el medio saltó el obispo de San Isidro y presidente de la Comisión de Pastoral Social del Episcopado, monseñor Jorge Casaretto, a decir que había más pobres que los que declaraban las cifras oficiales y que una prueba fehaciente de ello era que en las sedes de Cáritas cada vez iban más personas a pedir comida.




Sin embargo, más allá de haber tomado partida en varias cuestiones políticas de este año, la Iglesia ha dejado de ocupar un lugar de referencia para el gobierno de turno, como en otras etapas históricas de la Argentina.

Según el padre Espina, la Iglesia no dejó de ser un actor político sino que sufrió un corrimiento de su rol tradicional en el ámbito político-social a partir de la gestión de Néstor Kirchner, comenzada en 2003, ya que el ex presidente no quería mostrarse con el Episcopado.

“Antes tenía un fuerte arraigo en la sociedad y cumplía un papel de mediadora. Hoy la Iglesia convoca a los fieles y laicos trabajando desde las bases, no desde las cúpulas como solía hacerlo”, sostiene.

Por otra parte, Espina aclara que la Iglesia no constituye una oposición al Gobierno. “Al ser autoritario, ve a toda voz disonante como contraria, pero no es así”, advierte.

Poco coincide con esta postura Horacio Verbitsky, periodista y autor del libro Cristo Vence, que cuenta los vínculos entre el poder eclesiástico y el político. “El Episcopado acusa a los Kirchner de ser autoritarios cuando chocan porque unos pugnan por un Estado católico y otros, por uno laico. Además, no hay gobierno más autoritario que el de la Iglesia católica, en el que quien manda es elegido sólo por cien personas”, replica.

Para sostenerse, Verbitsky cita un episodio de la historia argentina que demuestran que las relaciones entre la Iglesia y el poder político distan de ser armoniosas. “En 1884, fue el primer conflicto importante cuando el entonces presidente Julio Roca expulsó al delegado papal Luis Mattera por entrometerse en asuntos del Estado”, ejemplifica.

En ese mismo período, el Registro Civil y la educación primaria dejaron de ser materia de la Iglesia católica y pasaron a ser controlados por el Gobierno. Durante la segunda presidencia de Juan Perón, en 1951, sucedió algo similar aunque a modo de castigo al Episcopado. Perón y el obispado competían por el estandarte de justicia social que solía cargar la Iglesia.

La cúpula eclesiástica apoyó al golpe militar de 1955, al igual que el de 1930 y 1943. La diferencia fue que, en los años siguientes, muchos padres y curas se volcaron al peronismo como forma de arrepentimiento por haber dado el visto bueno al Onganiato y sus consecuentes asesinatos y persecuciones.

El gobierno militar que duró de 1976 a 1983 también contó con la complicidad de la Iglesia, que guardó silencio ante las crecientes desapariciones. Recién con la vuelta de la democracia, una nueva camada de obispos se redimió y pidió disculpas. “Ahí es cuando el Episcopado empieza hablar junto a los pobres, alejándose un poco de la escena política”, puntualiza Espina.

15 comentarios:

Gonza dijo...

siempre conflicto alrededor de los kirchner...

Lucas dijo...

siempre conflicto alrededor de la Iglesia...
Saludos!

Latin Loser dijo...

la latita donde guarda las lapiceras es marca peron y tiene un morron dibujado, ja!

ahhh si, son 2 boludos que quieren ver quien la tiene mas grande.

Anónimo dijo...

yo nos soy kirchnerista pero mirandolo objetivamente, con respecto a los caprichos q planteas, los kirchner en esta tienen razón ...

MSR dijo...

Una sola cosa: la iglesia no sirve para nada

pd. Lo de la latita de Verbitsky es a propósito o es una perlita?

Agus dijo...

amito: sí, viste????

lucas: sí, viste???? =P

latin loser: no me había fijado en la latita jaja

luis: no sé quién tiene razón, de hecho, no tomo partida por ninguno de los dos bandos, no soy ni pro k ni pro iglesia.. creo que en la nota se ve que no tengo preferencias por ninguno y si pareciera que sí, la verdad que no tenía la intención..
con respecto a los caprichos, puede ser que los k tengan algo de razón, pero también se la rebuscan.. si saben que es para ser el embajador del vaticano y que la iglesia está en contra del divorcio.. o sea, podían meter a iribarne en otro lado

sol: no sé, pero que tiene que ver perón con un morrón?? jajaja

besos

Germanico dijo...

Hola! Como va?

Me parece que no le es conveniente al gobierno abrir varios frentes de disconformes. Ha quedado de manifiesto con el conflicto agrario; sus filas en el Congreso, entre los gobernadores y politicos peronistas de peso, se rompen; trata de desprestigiar a la prensa; el vice sigue un camino alternativo, y hasta los economistas están empezando tambien a salirle al cruce anunciando crisis y necesidad de cambios sustanciales. Que el gobierno se aisle no es conveniente, ni buena estrategia.

Saludos

Horacio dijo...

no te creas, mucho perdón que digamos no han pedido...

Leo_SCI dijo...

La Iglesia estubo y está fuera de lugar, fuera del pensamiento racional, fuera del interés humanitario que dice llevar como bandera, y no es más que una concentración perversa de poder.
Por otra parte, hay "curas" que hacen mucho por sus fieles, pero también hay personas igual de maravillosas y están lejos del régimen católico.
Por lo tanto, la Iglesia como entidad "apesta".
Al menos así me parece.
Rescatemos a las buenas personas que la integran, y para los católicos, busquen a Dios en su interior... después de todo, el Padre Nuestro dice eso en su última estrofa, solo que se la quitó de la Oración.

Me fui de mambo? :p
Besos Agussss :)

Lujan - aguafuertesurbanas. blogspot.com dijo...

Si se toma la iglesia como institución se puede decir que está quedada en el tiempo, y, especialmente en la Argentina siempre se realcionó con los gobiernos autoritarios porque comparten los mismo valores. También hay gente que participa de la iglesia como los curas tercermundistas que no tienen nada que ver con todos esos que andan con los anillos de oro. Aunque la Iglesia no puede criticar a un gobierno democrático por su pasado, tampoco está mal que se destaque que el gobierno actual disfraza cifras como la de pobreza. Eso, Besos Agus

Flor Di Niro dijo...

Muy buena la nota Agus.. el martes veremos que pasa con las revistas...
besos..

Iki dijo...

que grande la licuadora!

Alejandro the Wyvern dijo...

la iglesia no debe meterse mas en los asuntos de estado

cuando lo hizo fue para apoyar a genocidas

aunque el gobierno sea bueno o malo el poder eclesiástico no debe interponerse

cuando sea presidente le sacare todo el poder a la iglesia

Agus dijo...

germánico: es cierto eso, los kirchner con su estilo confrontativo terminan ganándose más enemigos.. pero a la vez me parece que el sector que usan como referencia tiene cierta simpatía por sus modos

horacio: convengamos que en la iglesia, como en todas partes, hay de todo.. yo el otro día me tuve que aguantar a un compañero de la facu que apoyaba a los milicos! imaginate..

leo: yo también creo que la iglesia, como institución, debería actualizarse en varias cuestiones.

lu: tal cual, hay que separar las cosas.. y considero que la iglesia no tiene que meterse en cuestiones políticas, pero no me parece mal que recuerde que hay una cuestión social de fondo detrás de cada decisión que toma el gobierno

flor: sí.. ya veremos! ejem ejem jajaja

nacho alias iki: de a poco nos estamos ganando a ulises ;)

ale: y es que la iglesia no es un poder político, coincido totalmente en que no debe entrometerse..

saludos!

Anónimo dijo...

LES HAGO CONOCER QUE ESTÁ EN MARCHA, EN LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES UN PROYECTO QUE PROMUEVE DECLARAR CIUDADANO ILUSTRE DE LA PROVINCIA AL CAPITÁN RUFINO SOLANO, ESTRECHO COLABORADOR DE LA IGLESIA CATÓLICA EN EL PROCESO EVANGELIZADOR Y REDENCIÓN DE PERSONAS DURANTE EL SIGLO XIX. COOPERÓ EN ESTAS MISIONES CON EL ARZOBISPO DE BUENOS AIRES, EL DR. LEÓN FEDERICO ANEIROS, RECORDADO COMO “EL PADRE DE LOS INDIOS” Y TAMBIÉN CON EL PADRE LAZARISTA JORGE MARÍA SALVAIRE (LLAMADO “EL MISIONERO DEL DESIERTO Y DE LA VIRGEN DEL LUJÁN”), MENTOR Y FUNDADOR DE LA GRAN BASÍLICA DE NUESTRA SRA. DEL LUJÁN. (AGENCIA TELAM, FEBRERO DE 2009).

http://www.senado-ba.gov.ar/ProyectoIndividual.aspx?expe=82627
-------------------------------------
BIBLIOGRAFÍA
- Card. Copello, Santiago Luís. Gestiones del Arzobispo Aneiros a favor de los Indios, hasta la Campaña del Desierto. Buenos Aires, 1945. Imprenta y Casa Editora “Coni”, Edición definitiva.-
- Mons. Durán, Juan Guillermo. El Padre Jorge María Salvaire y la familia Lazos de Villa Nueva – 1866-1875. Buenos Aires, Ediciones Paulinas, 1998. / En los Toldos de Catriel y Railef. Editorial Pontificia de la Universidad Católica Argentina, 2002. / Frontera, indios, soldados y cautivos -1780-1880. Buenos Aires, 2006. Bouquet Editores; Universidad Católica Argentina. Facultad de Teología.
- P. Hux, Meinrado. Caciques Huilliches y Salineros. Ediciones Marymar, Buenos Aires, año 1991.
- P. Salvaire, Jorge María, P. Hux, Meinrado. Una excursión apostólica del Padre Salvaire a Salinas Grandes según su esbozo de diario completado. Publicado por Ministerio de Cultura y Educación, Secretaria de Estado de Cultura, Ediciones Culturales Argentinas, 1980.-
- P. Entraigas Raúl, Braun Menéndez Armando, Levene Ricardo. Historia Argentina Contemporánea 1862 - 1930. Publicado por la Academia Nacional de Historia. Editorial El Ateneo, Buenos Aires, 1965.
- Tanzi, Héctor José. Monseñor Aneiros, Arzobispo de Buenos Aires, y la Iglesia de su tiempo. Junta de Historia Eclesiástica Argentina, Buenos Aires, 2003.
OTRAS FUENTES
- Biblioteca y Archivo del Arzobispado de Buenos Aires. Legajo de Monseñor Aneiros sobre conversión de los indios.
- Archivo Basílica Nacional, Ntra. Sra. de Luján, Pcia. de Buenos Aires, Carpeta Nº 13, J. M. Salvaire.
------------------------------------