noticiaspordoquier.com.ar | Contacto | Design by Gonza | Powered by Blogger

domingo, 28 de diciembre de 2008

Para el arbolito

Finalmente, ¡lo tengo! Después de esperar cuarenta minutos en la sede de Correo Argentino y algo más de un mes hasta tener noticias, tengo en mis manos un libro hecho por el director de cine Manuel Antin con las cartas que le escribió Julio Cortázar. Todo gracias a mi amiga y compañera de TEA, Andrea, que lo entrevistó para la facultad y me invitó a acompañarla.

Además, me llegó para Navidad así que lo puse en el arbolito. Para quienes no ubican a Antin, comento que es quien fundó y dirige la Universidad del Cine, que realizó una decena de películas y se inició en los años sesenta (es uno de los cineastas que conformó la generación intelectual de los '60). Su primera película, La cifra impar, está basada en el cuento de Cortázar Las cartas de mamá.

Según nos dijo en la entrevista, Cortázar es el escritor que a él le hubiera gustado ser. "Cuando leí Circe, pensé que ese cuento lo podría haber escrito yo porque tenía una novia que se parecía mucho a Circe", explicó sobre el disparador de su amistad con Cortázar. También, contó que la primera novela que escribió se la mostró a Cortázar y que éste se la perdió. Entre risas, agregó: "Y podría haberme vengado de él ya que me dio Rayuela para que se la llevara a los editores".
Sigue...

domingo, 21 de diciembre de 2008

Como cuando tenía 5 años...

Hacía mucho tiempo que no iba al cine, pero como estaba de vacaciones y a veces se me da por tener regresiones, fui con mi novio a ver Madagascar 2.

Hasta ahí, nada de malo. Sé que no soy la única grandulona que la fue a ver porque, de hecho, me acompañó Gonza -otro pavote- y la sala estaba llena de gente más grande que yo (y que se reía muy zonzamente).

Lo que me remite a una especie de complejo de Peter Pan es haberme comprado la cajita feliz de Mc Donalds sólo para tener el muñequito de la película. Y a falta de una, fueron dos veces distintas que me comí una hamburguesita diminuta con papas y gaseosa a medida para quedarme con el peluche.

Así que ahora tengo a Alex, el león, y a un King Julien phsycally-fits-i-like-to-move-it-move-it dentro de su bolsa, porque es feo y lo voy a cambiar por Gloria, la hipopótama gordinflona.

Por cierto, si ustedes piensan que soy una chiquilina, mejor no les cuento la cara de los nenes al verme pasar con la cajita feliz.. Sigue...

viernes, 5 de diciembre de 2008

Atilio Borón: "A la política exterior de Estados Unidos no la hacen los presidentes”

Para el investigador superior del CONICET y miembro del Comité Ejecutivo del Consejo Internacional de Ciencias Sociales dependiente de la UNESCO, el futuro mandatario, Barack Obama, no podrá hacer modificaciones claves en las relaciones exteriores ya que está atado económicamente a las empresas multinacionales y revertir esa situación “implicaría un cambio casi revolucionario”.

-¿Por qué sostuvo hace un tiempe que, ganara Obama o ganara John McCain, no habría cambios sustanciales en la política exterior de los Estados Unidos?
-En general, la política exterior de los Estados Unidos no es hecha por los presidentes, sino por los grandes lobbies, que tienen el control efectivo de la situación. El proceso político norteamericano les asigna ese papel de forma informal, ya que no es legal, a los grupos transnacionales que tienen un peso fundamental en el manejo del Estado. Estos sectores son los deciden realmente qué es lo que va a hacer el presidente.
-¿Cómo se llegó a esa relación de dependencia política?
-El proceso político tiene una campaña electoral en la que hay que disponer de un mínimo de 100 millones de dólares y eso coloca al presidente en una situación de extrema debilidad porque ese dinero nadie se lo da gratis, sino que se lo dan a cambio de privilegios a sus empresas.
-¿Y si el presidente se propusiera revertir esta situación?
-Implicaría un cambio casi revolucionario.
-¿Este contexto de crisis es una oportunidad única para que América Latina se consolide como región y deje de ser el “patio trasero” de los Estados Unidos?
-Hay buena e importante oportunidad, lo que no significa que se vaya a aprovechar. Depende mucho de lo que hagan los gobiernos y eso es algo incierto.
-¿Qué tendrían que hacer para aprovecharla?
Buscar una política de concertación entre los países latinoamericanos para que, en función de una actuación en bloque o regional mucho más coordinada, puedan negociar más favorablemente con Estados Unidos. Si no lo hacen, simplemente van a ser víctimas de este proceso de ajuste económico que va a tener lugar en Estados Unidos.
-¿Cómo cree que se organizará el escenario mundial a partir de la crisis?
-Depende de las medidas concretas que se apliquen para enfrentar la crisis. Hay muchas incógnitas: ¿habrá una unidad de mando?, ¿se pondrán de acuerdo los países del G-7?, ¿habrá una negociación con el resto de los países del mundo? Es muy difícil pensar cuál será la nueva arquitectura del sistema internacional, pero, en todo caso, vamos hacia un escenario donde los elementos del multilateralismo y la multipolaridad estarán acentuados.
-¿Cree que es el fin de Estados Unidos como hegemonía mundial?
-No, va a ser una hegemonía disminuida pero hegemonía aún. Cualquier proceso hegemónico descansa sobre la fuerza y Estados Unidos tiene más armas que todo el mundo junto. Entonces, la hegemonía se sostendrá ahí. Va a ser un mundo no post hegemónico pero sí con una hegemonía debilitada en lo económico y lo político.

Más para leer
+ Entrevista con Noam Chomsky (con Luján Torralba)
+ Entrevista con Aldo Ferrer (en conjunto con Florencia Di Niro)
Sigue...

El blog cambió de look

Y yo volví a darle vida... Sigue...

miércoles, 15 de octubre de 2008

Zoo-bondi

No es por ser repetitiva. Ya son varios los posts en los que hago referencia a los colectivos (como éste, éste y éste), pero la ciudad está llena de locos y en los bondis no sólo se conglomeran, sino que, además, se potencian.

Hoy, camino a la facultad y para no variar, se me hizo tarde. De hecho, tenía que estar a la 1 y eran las 12.58 cuando todavía esperaba en la parada. Por suerte, el colectivo llegó rápido, así que a la una menos uno me interné en la selva de cuatro ruedas.

El único lugar libre era adelante de todo, al lado de la máquina expendedora de boletos, en los asientos reservados para los viejos. Me senté igual, mucho viaje como para ir de pie colgada cual mono.

Enseguida, se subió una chica con una señora un tanto mayor. "Noventa", pidió y siguió de largo dejando el vuelto. Le avisé. Volvió. "Te falta un boleto", le gritó el chofer. Había pedido uno, no dos. Volvió otra vez. Sube otra persona. "Alguien se dejo un boleto", dijo un chico. Volvió.

La situación me hizo acordar a cuando una compañera de la facultad, que es de Bahía Blanca, me contó que la primera vez que vino a Capital supuso que teníamos tecnología de avanzada y le pidió a la máquina el boleto de 80. Estuvo cerca de 5 minutos susurrándole al armatoste sin tener respuesta hasta que el colectivero le preguntó qué estaba esperando.

Por algún motivo, el chofer se dispuso a agarrar todos los semáforos en rojo e ir a paso de hombre. Ya se me estaba haciendo más que tarde y, para hacerme compañía en un momento grato de histeria, se me sentó al lado un tipo con olor a chivo. Tarde, el bondi más lento que un caracol y un apestoso al lado, ¿algo más?

Sí, el desconoce-desodorantes abrió la ventanilla y empezó a gastar a todo aquel que llevara camiseta de fútbol. Oportunamente, a media ciudad se le ocurrió salir con la casaca de su club de barrio. "Eeh, no podés salir con eso, amargo", "A ustedes los vamos a vacunar", "Qué feos colores", "Esa yo la tengo para secarme después de usar el bidet" y similares expresiones tuve que tolerar durante el trayecto.

Se bajó una parada antes que yo. Por lo menos, tuve dos cuadras de paz.
Sigue...

martes, 14 de octubre de 2008

Efemérides

Hace algún tiempo subí este post que hacía referencia a un Clarín y su pandilla muy favorable al Gobierno. Un año después, las cosas cambiaron bastante ¿no les parece?

Ahora sí, vuelvo para quedarme con el blog. Lo tenía hecho un cadáver, pero ya me armé un espacio para darle bola otra vez. Gracias a los que me hicieron el aguante en el interín. Sigue...

domingo, 5 de octubre de 2008

Argentina 200 años: Un modelo para debatir

El Centro de Estudios Porteños del senador nacional Daniel Filmus y el Espacio de Ideas, manejado por el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, realizaron el seminario Argentina 200 años: Un modelo para debatir el jueves y viernes pasado en el Sindicato de Docentes Privados (SADOP).

En la apertura, bajo la misma línea que la presidenta Cristina Fernández resaltó en varias oportunidades en vista al Bicentenario, Filmus insistió la necesidad de que todos los argentinos juntos construyeran una nueva concepción del Estado que quieren para el país y subrayó la oportunidad única que atraviesa la Argentina: "Desde el 2003, hemos avanzado en muchos problemas como la pobreza y la desocupación. Hoy, la agenda y los desafíos son otros, como la redistribución de la riqueza".


Por su parte, Urtubey sostuvo que el país aún es un proyecto y que hay que buscar la forma para que se convierta en una nación. "La cuestión estructural es qué Argentina queremos ser. No vamos a construir una nación sólo con la ley de coparticipación. Va más allá; es cómo vamos a lograr el desarrollo inclusivo".

El primer panel, nombrado Un modelo de desarrollo, contó con la presencia del gobernador de Misiones, Maurice Closs, y los economistas Aldo Ferrer, Roberto Frenkel, Carlos Heller y Mercedes Marcó del Pont.

Heller, también titular del Banco Credicoop, disparó: "El problema no es la pobreza sino la perversa acumulación de la riqueza en un mundo donde sobran bienes". Además, criticó la mentalidad empresaria que se guía sólo por la rentabilidad: "Es una variable que no se toca, entonces no hay ninguna modificación en la redistribución del ingreso".

La segunda jornada arrancó desde temprano. A las 9 en punto, se presentó la mesa sobre El rol de los gobiernos locales. Dos horas después, fue el turno de la charla Federalismo y economías regionales, en la que expusieron entre otros el economista Bernardo Kosacoff y la diputada nacional Roxana Bertone. La representante de la lejana Tierra del Fuego aprovechó para criticar las diferencias entre las provincias. "¿Cómo puede ser que se haya permitido desarrollos tan desproporcionales en las economías regionales?", increpó.

La tercera conferencia, El rol de la cultura y los medios de comunicación, la realizaron los periodistas Sandra Russo, Alberto Quevedo, Ernesto Tenenbaum y Horacio González. Son conocidos los cruces que tiene el kirchnerismo con las empresas periodísticas, por lo que no fue casual que Russo remarcara: "La información puede ser rigurosa, pero no es objetiva. No es conspirativo lo que se ve en los medios, es como funcionan. Los medios son actores sociales y económicos".


Luego, llegó el turno de Tenenbaum, un crítico del Gobierno, que afirmó: "No es este el primer ni único gobierno cree que el relato de los medios está en contra de él". Para ello, citó como ejemplo a Carlos Menem, que dijo que le ganó a los medios cuando obtuvo la reelección presidencial.

La anteúltima mesa contó con nombres fuertes: la ministra de Defensa, Nilda Garré, el jefe del bloque kirchnerista en el Senado, Miguel Pichetto, y el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.


Garré cuestionó la poca participación estatal en cuestiones socioeconómicas que pregonan los Estados Unidos: "Frente a esa religión de no intervención tuvieron que hacer la mayor intervención ante el quiebre de las bolsas pero siguen convencidos en que el Estado no debe participar".

El senador Pichetto aprovechó para pegarle al vicepresidente Julio Cobos con "sus actitudes 'no positivas' hacia el Gobierno" y a la prensa. "Durante la reforma que propició [el presidente francés] Nicolás Sarkozy, hubo ajustes de planes sociales por distritos y ningún medio se indignó ante eso". Sobre Cobos, disparó: "Hubiéramos ganado las elecciones sólo con Cristina".

El cierre fue con la charla Integración a un mundo globalizado. El ex vicepresidente Carlos Chacho Álvarez y el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, junto con Marita Perceval y Rodolfo Terragno, opinaron sobre la situación actual del Mercosur.


"La tarea de Argentina es profundizar el Mercosur, dar un paso más con respecto a los 90, cuya estructura era sólo comercial. Hay que entrar a la sociedad de conocimiento en conjunto con Brasil", explicó Chacho Álvarez, titular argentino del mercado común. "La integración es entre Estados, no entre Gobiernos", puntualizó Terragno. Por su lado, Fernández destacó a dos ex presidentes: "Raúl Alfonsín y Néstor Kirchner trabajaron realmente para la integración del Mercosur".

Sigue...

viernes, 26 de septiembre de 2008

Odisea en el subte

El haber terminado antes el parcial me arrojó a una Buenos Aires recién levantada y en vísperas de caótica. Era la hora pico en la que colapsan todos los medios de transportes y justo se me ocurrió ir a tomar el subte.

Obviamente estaba repleto, así que después de dejar pasar como cinco, pude hacerme un lugar entre empujones de los de afuera, la resistencia de los de adentro, puteadas y pateadas.

De alguna forma, con los movimientos de la gente desesperada para bajarse, terminé sentada y con el diario que me regalaron en la facultad abierto de par en par, mientras las personas se seguían comprimiendo para que todos pudieran entrar.

Entre la lectura del diario y la vista privilegiada a semejante espectáculo, no me di cuenta que la siguiente parada era la mía. Para cuando reaccioné, ya estaba llegando y yo seguía en el medio del vagón muy lejos de ambas puertas.

En su momento, fue la histeria. Me levanté nerviosa porque se me pasaba la estación. Desde luego que no hubiera sido el fin del mundo. Si me bajaba en la otra sólo tenía que caminar tres cuadras. Pero yo me quería bajar ahí. Le pedí permiso a una mina. Un "Carlitos" en el léxico de mi mamá. Debía medir 1.80 metros y tendría la espalda del tamaño de un patovica.

"¿Esta es tu estación?", me preguntó. Le asentí con la cabeza en un gesto medio desesperado. "Bueno, no te preocupes, que salir vamos a salir. Yo también me bajo acá", me dijo. "Vamos a salir", repitió como si se tratara de una cuestión de vida o muerte.

Los carteles rojos aparecían por la ventana. La mujer empezó a gritar: "¡¡Permiso!! ¡¡Permiso!!" mientras apartaba a la gente a lo fuerza bruta; otros, creo que se corrían solos del miedo. En menos de dos segundos, se abrió camino hasta la puerta y yo iba atrás de ella feliz y galopante.

Para la próxima, ya sé que me tengo que volver a pie o con guardaespaldas.
Sigue...

viernes, 19 de septiembre de 2008

El viejo

Mis últimos dos posts fueron sobre la educación. Para no variar la línea, hace unas semanas en Economía me pasó lo siguiente. "Odio cuando la gente grande se quiere hacer la copada sólo porque está rodeada de pendejos", me susurró una amiga. Resulta que, en todas las clases, hay dos o tres que se dedican a hablar con el profesor y a hacerse el simpático. Bueno, en la mía son cuatro.

Uno es un peluquero con voz de flauta, opinólogo sin más de lleno. Otra es una mina con anteojos típica solterona que se ganó los abucheos de todos desde el primer día con sus "no entiendo la parte de balanza de pagos, exportaciones, importaciones, tipo de cambios", repetidos cada diez minutos. La otra no la tengo bien calada porque tiene el mismo tono de voz que la segunda y la mayoría de las veces pienso que son la misma persona. Y por último, el viejo.

Los cuatro tiene más de treinta y pico, pero el viejo es el viejo y el viejo las tiene todas. La primera vez que llegó, dos semanas después de empezada la cursada, se la pasó haciendo chistes y acotando cosas que no venían a tema sobre el consumo, la gente que ahorra y demás cuestiones económicas. Ahí fue cuando mi amiga me dijo eso. Aparte, en cada frase, se sumaba el peluquero voz de flauta que le cortó el pelo a un economista y le contó "eso, eso mismo que está diciendo el profesor".

El viejo se las daba que sabía y cada cosa que explicaban, cada cosa que intentaba relacionar con hechos de Argentina, por más que no tuviesen nada que ver. Ya a la quinta hasta el profesor lo quería matar.

Nunca más apareció el no-apreciado señor mayor hasta el martes pasado, última clase antes del parcial. El tipo se plantó frente a la puerta y le dijo a la profesora (una vieja amargada): "Disculpe, soy nuevo en la clase, me agregaron hoy recién a la lista, ¿puedo pasar?". La cara de la profesora fue una mezcla de no hace falta que pidas permiso con sos un estúpido. Se limitó a hacerle una seña con la mano para que entrara.

Como era la clase de repaso, una vez sentado, el viejo preguntó cuándo era el parcial. "El jueves", le contestó la profesora con mucha mala onda. "Unidad uno, dos, tres y cuatro" (un fangote de 300 hojas).

Está bien. Yo seré mala y me reiré del viejo, pero eso me hizo sentir muy mal. Creo que si me pasara lo mismo a mí, me daría mucha bronca. Encima la mina no le dijo ni que había recuperatorio, ni que entendía que se había incorporado ahora a la clase y que le pasaba el parcial una fecha. Más a sabiendas que a la gente mayor le cuesta adaptarse al ritmo de las clases. Nada de nada y podría haberlo hecho. Me apidé del viejo y hasta sentí culpa porque, cuando nos fuimos, no me acerqué a comentarle que había un examen compensatorio por si le iba mal, para que rindiera aunque no llegara a leer las cosas.

Igual, me duró poco. El parcial del jueves era bastante difícil y encima me tuve que bancar al viejo al lado, que se pasó las dos horas haciendo: "Ummmmmmmm... uummmmmm.. aaauuouuummm" y leyendo una y otra vez las consignas.
Sigue...

martes, 16 de septiembre de 2008

Con el conflicto en la mochila

Cualquier excusa viene bien para faltar, por eso un “feriado adicional” se convierte en alegría para los chicos. Pero, cuando los docentes llevan más de un día de paro en repetidas semanas, la pérdida de clases deja de ser un alivio mañanero para los niños poco amigos de la escuela y se torna preocupante. Es por esta razón que el conflicto docente mantiene en vilo hasta al Gobierno nacional y su afán por garantizar los 180 días obligatorios del calendario escolar.

El año pasado se vivió una situación similar, con momentos de máxima tensión en Salta y en Santa Cruz y con un pico a raíz de la muerte del maestro Carlos Fuentealba tras la represión ordenada por el gobierno de Neuquén el 5 de abril de 2007. Como expone la doctora en Educación y directora de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés, Silvina Gvirtz, los reclamos salariales de los docentes vienen de largo tiempo. Basta con citar la carpa blanca instalada durante la década del 90 en la plaza del Congreso.

“El sueldo de los maestros ha aumentado en términos absolutos en los últimos años. Sin embargo, el salario del docente está mal conformado”, resalta Gvirtz. “El problema es que el salario inicial, que se cobra en mano, está compuesto por un básico y una cifra de adicionales, que están en negro. Por lo que cuando el docente se retira, su jubilación no le es suficientes para vivir y, aparte, tampoco puede ahorrar porque su sueldo es bastante ajustado”, asegura.

Esta es la bisagra que explica la raíz del reclamo de los docentes. “Además, el aumento que se estableció a principio de año ya fue absorbido por la inflación”, agrega la secretaria de Finanzas de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República (CTERA), Graciela Cingolani.

En la ciudad de Buenos Aires, los docentes primarios, secundarios y universitarios decidieron tomar en las últimas semanas medidas de fuerza para que el Gobierno oyera su pedido. “Y aún no obtuvimos ninguna respuesta concreta más que no hay dinero para subir los sueldos, pero nosotros necesitamos una solución”, recrimina Cingolani.

Por si fuera poco, no sólo los maestros se pusieron de huelga, sino que también se les sumaron los estudiantes, indignados por la decisión del gobierno de Mauricio Macri de reducir el número de becas otorgadas a los chicos más necesitados de 59 mil a 29 mil. La consecuencia directa fueron 14 colegios tomados en menos de una semana, cortes de calles e increpaciones al ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski. Aflojaron un poco y subieron 15 mil más, pero tampoco alcanzó para calmar la disconformidad con la política tomada por la gestión macrista.
Vale destacar que la Ciudad no es la única con los colegios convulsionados. El gobernador de la provincia de Buenos Aires y aliado de los Kirchner, Daniel Scioli, tuvo su cuota de roces con los docentes estatales en paralelo a los dolores de cabeza de Macri. Los maestros de las escuelas públicas querían un aumento salarial. “Hasta el 12 por ciento”, respondió cortante Mario Oporto, el titular de Educación provincial. A los maestros no les convenció y dejaron las aulas vacías. El paro se extendió por cinco días.

Pero la relación de Macri con los colegios empezó con el pie izquierdo. A principios de junio, la administración de la Ciudad de Buenos Aires admitía que 49 escuelas no tenían gas y que el 60 por ciento de las escuelas tenía problemas graves de infraestructura. El jefe de Gobierno acusaba a las gestiones anteriores por el pésimo estado en que se encontraban los colegios. De hecho, el año pasado la Legislatura porteña declaró la emergencia edilicia ante el preocupante deterioro de las escuelas públicas, entre ellas, el instituto Mariano Acosta. Macri no tardó en prometer que ese escenario cambiaría, pero que le llevaría como mínimo un año.

El problema edilicio no es menor y se extiende también a la Universidad de Buenos Aires. Al igual que los colegios porteños, la Facultad de Medicina no contaba con gas en sus instalaciones. Pero el ejemplo más reciente es la Facultad de Ciencias Sociales, que en las últimas semanas sus estudiantes tomaron las tres sedes -de Marcelo T. de Alvear, Ramos Mejía y Constitución- en reclamo de un edificio único, refacciones hasta el traslado a la nueva sede, aumento del presupuesto y pago de salario a docentes ad honorem.

“No creo que sea tanto pedir un solo edificio para toda la facultad, para que la biblioteca sea una, el trámite de inscripción se haga en un solo lugar y que, además, esté en condiciones dignas de cursadas, sin peligro de que se te caiga una viga del techo en la cabeza”, asegura Lionel, estudiante de Ciencias de la Comunicación e integrante de la agrupación El Andamio del Movimiento Universitario de Izquierda.

Dos de los pedidos más elementales son que se refuerce la seguridad y que haya planes de evacuación. “Es absurdo, pero no hay planes de evacuación. Se ha comprobado que, ante algún imprevisto como un corte de luz o un incendio, las escaleras colapsarían y los estudiantes no sabrían qué hacer”, puntualiza Lionel.

Es así que, mientras docentes y algunos estudiantes se mantienen en pie de guerra, otros disfrutan de unas forzadas mini vacaciones de invierno.

Sigue...

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Sociales, tomada de vuelta

Qué lindo. Hoy tuve clases al aire libre con el olor a patty que hacían los del Partido Obrero y pajaritos.

Por segunda semana consecutiva, la sede de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires está tomada por sus estudiantes. Los profesores que se quejan de la medida, de que están ad honorem y no les alcanza para vivir; de que un día se nos cae un techo encima y de que si esto sigue así podemos perder el cuatrimestre.

Es la eterna situación dicotómica: hacer el paro o tener clases. Parar para poder estudiar. En términos extremos, que usó mi profesor de Teoría Política I, es como hacer la guerra para conseguir la paz. Pero si paramos, perdemos clases. Si no paramos, vamos a seguir cursando en condiciones infrahumanas (y sin exagerar).

Para cerrar, cito una anécdota. Ayer fui a buscar a Gonzalo a Ciudad Universitaria y pasamos por el Pabellón 2, el mismo al que fui dos años atrás con mi colegio y, que a mis ojos, era un mugrerío, se caía a pedazos y el baño era naúseabundo. Después de casi un año de ir a Ramos Mejía, Ciudad Universitaria nunca me pareció tan perfecta.
Sigue...

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Ágora FB

En los últimos meses, se disparó el fenómeno facebook en la web. La herramienta pensada, en un principio, para unir a viejos amigos del colegio y compañeros de la facultad se convirtió rápidamente en una forma de contactar a todo tipo de personas que uno se pueda imaginar. Desde actores hasta periodistas, algunos reales, otros simulados, se sumaron al popularmente llamado feisbú.

Los políticos tampoco escaparon de esta movida. Es así como diputados nacionales, como Patricia Bullrich (Coalición Cívica), hasta legisladores de Buenos Aires se hicieron su propio perfil. Tal es el caso de Juan Cabandié (FPV) y Facundo Di Filippo (CC).

"Hay muchos jóvenes registrados y Facebook es una forma de poder acercarnos a ellos y que empiecen a participar", explica Rodrigo Cascino, a cargo del grupo GEN Buenos Aires (CC). "Sirve para que muchos que tienen afinidad política vean las actividades que se están realizando. Además, sirve para acercar distancias y para que vayan incorporando en su vida la palabra GEN", afirma.

Por otra parte, con el enfrentamiento entre el Gobierno y el sector agropecuario y el voto no positivo del vicepresidente Julio Cobos, se dispararon todo tipos de grupos del estilo "Estoy harto del conflicto con el campo" o "Yo banco a Julio Cleto". Si bien la mayoría fueron "por diversión", en términos fb, no diluye el tinte político que tomó la página durante la puja por las retenciones móviles.

Quizás Facebook sea la frivolidad del momento. El nuevo fotolog para los que se cansaron de subir fotos y pedir firmas. Pero, por el momento, también sirve para hacer política.
Sigue...

lunes, 25 de agosto de 2008

Entrevistándonos

Gracias a una materia de TEA, en la que tenemos que entrevistarnos mutuamente con un amigo, me di cuenta que no tengo ninguna experiencia importante digna de ser nota.

No es que no tenga nada para contar. Siempre alguna anecdotita hay y, además, a mí siempre que me tiene que pasar algo, me pasan todas juntas, así que a modo trágico-cómico no tengo problema en comentarlo. Pero de ahí a que me hagan cinco preguntas sobre ese tema es otra cosa.

En lo primero que pensé es que algunas personas me tratan de suicida por estudiar dos carreras. Podría haber sido sobre eso, hasta que conocí a alguien que está en tres. Una cosa menos.

Lo otro que tiré fue la primera vez que viajé en bondi, que tenía que ir a Plaza de Mayo y terminé en Barrancas de Belgrano. Y, para colmo de mi inocencia de 11 años, cuando me di cuenta que me había perdido pregunté cómo se llegaba caminando hasta Casa Rosada (...). Seguido de eso, una amiga contó que estuvo en cuatro situaciones de robo a mano armada y me sentí una auténtica salame.

Por último, se me ocurrió que podía hablar sobre las actividades solidarias que hice en mi colegio. Desde que estaba en primaria, mi escuela colaboraba con un pueblito de Entre Ríos y, en tercero y cuarto año, viajé para allá. Como experiencia fue muy linda y, a falta de situaciones mejores, preferí esta.

Aparte, tiene un plus. Poco tiempo después, nos enteramos que toda la ropa y juguetes que llevábamos, en vez de dárselo a las familias, se lo quedaba un puntero político. En ese pueblo, sin dar el nombre, el año pasado salió ganadora la fórmula presidencial del Frente Para la Victoria. Sí, sí, con mi colegio ayudamos al Gobierno.
Sigue...

jueves, 21 de agosto de 2008

La Iglesia en tiempos de Kirchner

Hacia fines del año pasado, tras la asunción de la presidenta Cristina Fernández, parecía que se iban a empezar a llevar bien. Con bombos y platillos y después de cuatro años de no verse la cara, las partes anunciaban una reunión que encauzaría el diálogo. Pero, en poco menos de nueve meses, la relación entre el Gobierno kirchnerista y la Iglesia católica pasó de ser mala a pésima.




Primero, Alberto Iribarne. Para el Vaticano, era un capricho que los Kirchner quisieran ubicar a un hombre divorciado como embajador ante la Santa Sede. Para los Kirchner, era un capricho que el Vaticano rechazara a un hombre de trayectoria “intachable”.

En marzo, llegó el conflicto con los productores agropecuarios y la lluvia de críticas opositoras ante la falta de consenso. La Iglesia se subió al carro, cuestionó que el Gobierno no recibiera a los representantes del campo, le exigió “gestos de grandeza” y alertó sobre la posible fragmentación social que provocaría la contienda.

Aunque, como explica el párroco y asesor del Centro Pablo VI para la Difusión de la Doctrina Social, Agustín Espina, en ningún momento se ofreció como mediadora.

“La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) recalcó que solo intervendría si se lo pedían, como no fue así, se limitó a auspiciar un acuerdo entre las partícipes de la disputa”, afirma.

La Iglesia se invistió como órgano de presión y, por si no alcanzara, en el medio saltó el obispo de San Isidro y presidente de la Comisión de Pastoral Social del Episcopado, monseñor Jorge Casaretto, a decir que había más pobres que los que declaraban las cifras oficiales y que una prueba fehaciente de ello era que en las sedes de Cáritas cada vez iban más personas a pedir comida.




Sin embargo, más allá de haber tomado partida en varias cuestiones políticas de este año, la Iglesia ha dejado de ocupar un lugar de referencia para el gobierno de turno, como en otras etapas históricas de la Argentina.

Según el padre Espina, la Iglesia no dejó de ser un actor político sino que sufrió un corrimiento de su rol tradicional en el ámbito político-social a partir de la gestión de Néstor Kirchner, comenzada en 2003, ya que el ex presidente no quería mostrarse con el Episcopado.

“Antes tenía un fuerte arraigo en la sociedad y cumplía un papel de mediadora. Hoy la Iglesia convoca a los fieles y laicos trabajando desde las bases, no desde las cúpulas como solía hacerlo”, sostiene.

Por otra parte, Espina aclara que la Iglesia no constituye una oposición al Gobierno. “Al ser autoritario, ve a toda voz disonante como contraria, pero no es así”, advierte.

Poco coincide con esta postura Horacio Verbitsky, periodista y autor del libro Cristo Vence, que cuenta los vínculos entre el poder eclesiástico y el político. “El Episcopado acusa a los Kirchner de ser autoritarios cuando chocan porque unos pugnan por un Estado católico y otros, por uno laico. Además, no hay gobierno más autoritario que el de la Iglesia católica, en el que quien manda es elegido sólo por cien personas”, replica.

Para sostenerse, Verbitsky cita un episodio de la historia argentina que demuestran que las relaciones entre la Iglesia y el poder político distan de ser armoniosas. “En 1884, fue el primer conflicto importante cuando el entonces presidente Julio Roca expulsó al delegado papal Luis Mattera por entrometerse en asuntos del Estado”, ejemplifica.

En ese mismo período, el Registro Civil y la educación primaria dejaron de ser materia de la Iglesia católica y pasaron a ser controlados por el Gobierno. Durante la segunda presidencia de Juan Perón, en 1951, sucedió algo similar aunque a modo de castigo al Episcopado. Perón y el obispado competían por el estandarte de justicia social que solía cargar la Iglesia.

La cúpula eclesiástica apoyó al golpe militar de 1955, al igual que el de 1930 y 1943. La diferencia fue que, en los años siguientes, muchos padres y curas se volcaron al peronismo como forma de arrepentimiento por haber dado el visto bueno al Onganiato y sus consecuentes asesinatos y persecuciones.

El gobierno militar que duró de 1976 a 1983 también contó con la complicidad de la Iglesia, que guardó silencio ante las crecientes desapariciones. Recién con la vuelta de la democracia, una nueva camada de obispos se redimió y pidió disculpas. “Ahí es cuando el Episcopado empieza hablar junto a los pobres, alejándose un poco de la escena política”, puntualiza Espina.
Sigue...

lunes, 18 de agosto de 2008

La gran Cobos

Desde aquel no tan lejano voto negativo al proyecto de ley que pretendía establecer las retenciones móviles a las exportaciones agropecuarias, entró al centro de debate si el vicepresidente Julio Cobos tendría que haber renunciado a su cargo o no.

La decisión de Cobos fue como el golpe de guillotina para la gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, lo que le valió que los kirchneristas lo tildaran de traidor y que los radicales de pura cepa se mofaran de él con carteles que decían: "Más solo que Cobos en el Día del Amigo".

En un principio, a pesar de los incipientes ataques y la creciente ignorancia de los Kirchner, Cobos sostuvo que no abandonaría su puesto, que había seguido sus convicciones pero que no por eso se alejaría del Gobierno.

No obstante, poco después, el Vicepresidente se aisló con los nuevos radicales no kirchneristas sino cobistas y empezó a formar un nuevo espacio propio, como si él fuera parte de la oposición. Comenzó a mostrarse con el ruralista Alfredo De Angeli e incluso asistió de sorpresa a la gran exposición del campo, La Rural, el martes 25 de julio pasado.

Pero, ¿se puede ser oposición dentro del mismo gobierno? Cobos puede tener diferencias con Cristina Kirchner, no estar totalmente de acuerdo con sus modos, pero no puede ir en contra de ella. Eso sí, es cierto que el debería tener el lugar de participación que le corresponde en su papel de vicepresidente, algo que la actual gestión le niega.

Sin embargo, la oposición no se hace desde adentro. Se hace desde una banca en el Congreso o un acto con una fuerza política que apoye. Cobos juega a ser vicepresidente y oposición a la vez. Habrá que ver en qué termina.
Sigue...

lunes, 11 de agosto de 2008

Dos temas

Tema 1
Como comprenderán con la falta de actualización, estuve de viaje por el noreste argentino en estas vacaciones de invierno. Quizás, en otra ocasión, escriba algunas anécdotas al respecto. Pero lo que quería resaltar es esa bonita costumbre que tienen en los pueblos del Interior de saludar aunque sea a desconocidos.

Me sentí bastante a gusto con eso. Soy de esas personas que saludan al colectivero aunque sean las 7 de la mañana de un día con tormenta después de esperar 20 minutos y estar llegando tarde. Los porteños saben que acá, si en la calle te saluda un tipo, mejor salir corriendo y no mirar porque puede ser un violador.

Mismo los hombres del delivery. El otro día, en mi casa pedimos una docena y media empanadas. Había que pagar 50 pesos redondo. El hambre hace que uno gaste esas cuentas desorbitantes (tres pesos cada empanada, pará). Con la escasez de monedas, más que era justo un billete, no le dimos propina al que trajo el pedido. Traté de remarla siendo simpática. Le dije: "Hasta luego, que tengas buenas noches" con sonrisa de gila, cuando al toque me cayó la lluvia de puteadas. En cambio, en Apóstoles, una de las ciudades en las que estuve, la gente es un poquito más amable.

Tema 2
¿Vieron esas situaciones en las que uno no quiere que lo vea nadie, sea porque está recién levantado, sin maquillar o vestido a modo de pijama? Por alguna razón, siempre salgo mal de los subtes. No sé, me desoriento. Hace unos días, salí para el otro lado de la estación Medrano de la línea B. Cuando me di cuenta, di media vuelta y volví para atrás, pero antes crucé la calle, cosa de no quedar como la tonta que se equivoca y vuelve a pasar por el mismo lugar (aunque fuese así).

Mala suerte la mía, al día siguiente una amiga me mandó un mensaje porque me vio pasar dos veces por la puerta de la farmacia en la que trabaja.

Más mala suerte la de mi profesora de francés, que el jueves pasado camino a Ideas del Sur con Sol (léase Pancitos) para hacer una entrevista, me la encontré cuando hurgaba un tacho de basura. Ignoro si es indigente, le pagan mal, le fallan algunos jugadores o si se le cayó algo y lo último que quería era encontrarse a alguien. Pero la pesqué justo, justísimo.

Sigue...

martes, 29 de julio de 2008

La ciudad se hace campo por 122° vez

La entrada ya es difícil. Nadar a través del mar de niños es una tarea que podría acabar con la vida de alguna persona con poca paciencia. Una vez adentro, la situación no mejora. Los nenes están por todas partes, pero esta vez la tradicional Exposición Rural dista de ser el típico paseo de las vacaciones de invierno.



El conflicto con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner tiñó de un color político a la feria. Quizás no sea tangible. Después de todo, las vacas siguen siendo vacas y en la pista siempre se exhibió todo tipo de ganado; las artesanías hace tiempo que están presentes y los tractores continúan imponiéndose desde lejos.



La carga política está en quien la quiera ver. Pero lo cierto es que está. Cuando desfila la policía a caballo, las exclamaciones que todos los años pide el locutor a las plateas de “¡Viva el campo! ¡Viva la Patria!” no pueden ser inocentes en esta ocasión. Que se repartan folletos con la insignia “El campo es una fábrica a cielo abierto” tampoco. Menos si adentro incluye todos los logros que consiguió el sector rural en los últimos tiempos.


Mientras tanto, la gente sonríe. Saca fotos. Hace filas para que les den regalos, aunque sea una calcomanía de líquidos para frenos de tractor o sólo porque vieron que había otras personas paradas alrededor del stand. Sería complicado establecer hasta qué punto apoyan al sector agropecuario. Lo cierto es que, quieran o no, con su presencia inclinan la balanza a favor de una de las partes en pugna.

Sigue...

lunes, 28 de julio de 2008

Agasajo en La Rural

Recibí una llamada el jueves pasado en medio de la clase de TEA. "¿Agustina?", dijo la voz. "Sí, soy yo". No eran ni más ni menos que del Ministerio de Cultura y Turismo de la Ciudad, que me invitaban a un cocktail en La Rural. De ahí, saqué mi primera acreditación como prensa (¡finalmente, de algo me sirve la credencial de estudiante!).



19:30 hs. puntual, estaba parada en la puerta del stand del gobierno de Buenos Aires con Gonza. Entré con una legión de periodistas y una señora plástico con la cara toda estirada. El agasajo consistía en una muestra guiada por una representación de los barrios porteños. Había casitas al estilo de La Boca y San Telmo, fachadas tipo avenida Alvear y una especie de Teatro Colón. Al final, un video en pantalla de 360° mostraba los principales puntos turísticos de la Ciudad.



Para cerrar, llegó el turno de la comida. Después de un rato de estar parada, me di cuenta que era la única persona que estaba ahí porque le interesaba ver qué había. El resto quería comer. Incluso, la vieja estirada preguntó cuándo iban a llegar las empanadas.

Al rato, aparecieron las bandejas. Los periodistas muertos de hambre se abalanzaron cual nenitos en una fiesta de cumpleaños. Recibí unos cuantos empujones de los señores paquete y ni una disculpa. Hasta había folletos desparramados por el piso. "¡Miren lo que hacen por la desesperación!", gritó en broma uno con la boca llena.

Desde luego, yo también me mandé un par de empanadas y unas copitas (de coca-cola). Además, busqué caras que parecieran amables para ver si hacía sociales con alguien. Pero me sentí más sola que Cobos en el Día del Amigo, como dirían los carteles de la UCR. Eso sí, mientras todos hablaban entre sí, yo los miraba y les sacaba fotos. Ja!

Sigue...

martes, 22 de julio de 2008

Confesiones de última hora

El otro día, en la casa de una amiga, empezamos a divagar sobre aquellas cosas patéticas de cada uno pero que se pueden transformar en graciosas con un poco de buen humor.

Fue así como hice memoria y me acordé de las siguientes situaciones:

*Cuando tenía 7 años, me mareé en la escena de ET en la que el nene ¿Elliot? se cortaba el dedo y ET lo curaba. También me bajó la presión cuando en tercer grado a un compañero se le cayó un diente y se ensució toda la remera con sangre. Hace no mucho, estuve al borde del desmayo en Parque Norte al cortarme con algo oxidado porque pensé que en la enfermería me iban a poner la vacuna antitetánica. Creo que queda claro que soy impresionable.

*Sin querer, inicié un rumor en TEA el año pasado sobre la compañera modelo que está en el turno noche.

*En el viaje de egresados de septimo grado, me bañé sólo dos veces en una semana.

*Todos los lugares en los que estudio están superpoblados de mujeres. En el curso de francés, somos 20 minas y sólo 4 flacos. En mi colegio, tenía siete compañeros mientras que las otras dos comisiones escupían hombres. El curso de TEA es un gallinero de mujeres con solo seis chicos. Y en la UBA, yo creo que mi promoción será bautizada como "La generación de las politólogas".

*Me acordé dos años después que había dejado plantado a una ya no amiga en una pizzería.

*No me gusta prestar libros. Sólo a muy pocas personas (las que sé que me los van a devolver)

*La primera vez que vi "El Exorcista", como la agarré empezada y en castellano, pensé que era una película de comedia.

*Aprendí hace unos meses a prender la hornalla de la cocina con fósforos.

Actualización 23-07
*Tuve una etapa fotolog. Subía fotos todos los días y hasta llenaba las firmas en un día.
Sigue...

jueves, 17 de julio de 2008

Los mensajes de odio

Retenciones. Senado. 35 a favor. 35 en contra. Dos indecisos. Ahora, uno. Supuestas coimas. La votación. Rached. 36 a 36. El empate. Las presiones. 4:24. Cobos dice: "Mi voto no es positivo".

Los hechos son de conocimiento público. Sólo el que vive en un raviol puede ignorar el lío de los últimos días en el Congreso y zonas aledañas, en Palermo, en las rutas, en el país.

Es paradójico como la persona que el gobierno de Cristina Fernández ninguneó terminó siendo su arma mortal en el conflicto con los productores agropecuarios.



Tras el episodio de la madrugada, la figura de Julio Cobos cubrió todos los medios. Para algunos, un traidor. Para otros, un hombre que siguió sus convicciones acerca de lo que era lo mejor.

Internet no puede ser ajena a las movidas. Es así como apareció el blog Mensajes para Cobos.

La calidad de la mayoría de las opiniones habla por sí misma. Todas las posturas son válidas. En la política, no hay una razón única ni un sólo camino correcto. Pero ante la incapacidad de argumentación, muchos necesitan de agravios y comentarios carentes de contenidos para sostenerse. Lean los mensajes.

Más allá de la bajeza de los insultos a los radicales, quisiera saber por qué tanto sobre las retenciones. Que los que más tienen deberían aportar a los que menos tienen, véase redistribución de la riqueza, me parece más que fundamental. Pero, ¿de qué sirven los paliativos más que para aliviar provisoriamente las necesidades de la gente? ¿Por qué todo este debate, toda esta hecatombe sobre unas retenciones que no modifican la cuestión de fondo de la realidad del país?


Las retenciones no crean trabajo. El trabajo es el sinónimo de prosperidad y de inclusión ¿Por qué la Presidenta gasta tantas energías en las retenciones y no en crear trabajo, en mover un poco las fichas de la concentración de capital en pocas manos y abrir el espectro económico-financiero?

Ojalá, algún día lo entiendan.

Sigue...

martes, 15 de julio de 2008

Carriles exclusivos: mucho ruido, pocas soluciones

Desde hace varias semanas que colectivos y taxis enseñan en las calles porteñas carteles a favor o en contra, respectivamente, de los carriles exclusivos anunciados por el jefe de Gobierno Mauricio Macri en junio pasado.

Es así que mientras los taxistas reclaman no ser excluidos del plan de tránsito que prevé dos sendas de uso único para el transporte de pasajeros, los colectiveros reivindican la necesidad de disminuir el tiempo de viaje.


Un poco más lejos de la discusión quedó la parte del plan que supone la creación de un contracarril en las avenidas Jujuy-Pueyrredón, desde el tramo de Belgrano hasta Santa Fe, y en la mencionada Santa Fe, desde Cerrito hasta Plaza Italia, con el fin de aligerar el tránsito en las calles aledañas y disminuir la contaminación sonora.

En una entrevista del 10 de junio último realizada por el diario La Prensa, el director general de Transporte de la ciudad, Guillermo Krantzer, afirmaba: “Así liberaremos a la gente que vive en Marcelo T. de Alvear o calles más chicas [como Larrea y Paso] del padecimiento de tener un servicio de colectivos constante y con un nivel sonoro equivalente a 85 decibeles, cuando la Organización Mundial de la Salud habla de 70 como el máximo tolerable”.



En este punto, hay varias cuestiones que no terminan de cerrar. En la esquina de Pueyrredón y Santa Fe, según el mapa de ruido que presentó el Gobierno porteño en 2006, la contaminación sonora alcanza los 90 decibeles en horas picos. Por allí pasan 9 líneas de colectivos en total. Ahora, si Santa Fe y Pueyrredón se hacen doble mano, la circulación de colectivos se duplicará ¿Cuántos decibeles habrá en esa esquina? ¿Y a lo largo de toda Santa Fe y toda Pueyrredón? ¿Qué hay de los afortunados vecinos que viven sobre estas avenidas?

Además, los autos particulares tendrían que circular obligatoriamente por las supuestas calles liberadas de colectivos. Nada garantiza, entonces, que el tránsito disminuya. Ni nada protege a los vecinos de la contaminación sonora generada por los coches, sin mencionar a los siempre presentes camiones.


El caos sería mayor aún si se tiene en cuenta que, ante la falta de control de tránsito, los colectivos tienden a quedarse en las bocacalles bloqueando el paso de los otros vehículos cuando cambia el semáforo a rojo. No hay nada en el plan ideado por Krantzer que estipule qué hacer para evitar esto.

Noticias por Doquier intentó plantear los problemas al director, pero luego de tres semanas de evasivas, Krantzer alegó un oportuno viaje al exterior. “El tema del tránsito y del transporte en la Ciudad no se soluciona con medidas aisladas sino con un plan general, que hasta el momento, no existe”, sostiene el presidente del bloque Frente para la Victoria en la Legislatura porteña Diego Kravetz.

Así estamos.

Sigue...

martes, 8 de julio de 2008

La Rural, la nueva carpa de los productores

La carpa verde que habían instalado los ruralistas dos semanas atrás en las inmediaciones del Congreso, para mostrar su rechazo a la suba de las retenciones a las exportaciones mientras se realizó el tratamiento del proyecto de ley en la Cámara de Diputados, tendrá su versión macro en el predio de Palermo a partir del 24 de julio.

La 122° edición de la Exposición de la Sociedad Rural será un ardid de fuerza. El sector liderado por Luciano Miguens tendrá la oportunidad de demostrar los logros del campo y las consecuencias negativas del enfrentamiento que los productores llevan hace casi cuatro meses con el gobierno de la presidenta Cristina Fernández.


Por otra parte, los organizadores no ignoran que pueda haber escraches e, incluso, infiltrados que respondan a grupos kirchneristas y atenten contra la exposición. "La seguridad tendrá que reforzarse, pero por suerte es una situación controlable", asegura Inés Maidana, la vocera de la Sociedad Rural.

Maidana explica que no habrá otro tipo de recaudos especiales debido al conflicto, aunque aclara: "La parte protocolar no se hará, tampoco habrá mucha entrada de ganado. El énfasis estará puesto en los productos regionales".


Desde su comienzo en 1875 -bajo la presidencia de Nicolás Avellaneda-, la Rural apenas sufrió interrupciones. Esta vez no sería la excepción. Pero por más que los organizadores insistan en que este año jamás entró en duda la realización de la tradicional feria, durante el conflicto agropecuario, la exposición quedó en un plano aparte y poco se sabía de qué iba a pasar a futuro.

Sea como sea, la Rural ya tiene fecha estipulada. Dependerá del contexto que se viene el que se convierta en una fiesta de payadas y tortas fritas, como la vista en la Plaza de los Dos Congresos, o un arma más de presión contra el Gobierno.

Sigue...

viernes, 4 de julio de 2008

Videitos

Una perlita que me pasó Gonza...




¿Se acuerdan de Domingo Cavallo? ¿Presidente del Banco Central durante la dictadura militar de 1976-1983? ¿Ministro del Carlitos M****? ¿Ministro del De la Rúa? ¿Corralito, crisis de 2001?

Y hablando de Roma... El video fue hecho por los Jóvenes por la Alianza antes de que Cavallo formara parte del gobierno de la Alianza, justamente ¿Paradójico?

Para refrescar un poco la memoria del entonces Presidente de la Nación...



Y para reírse un rato de los caraduras...

Sigue...

jueves, 3 de julio de 2008

La plaza de los dos bandos

El nombre de la Plaza de los Dos Congresos no podría ser más gráfico en otro contexto. Aunque, en este caso, sea más bien la Plaza de los dos posturas que se imponen en el Congreso. Los grupos que apoyan al oficialismo en su plan de sancionar la ley que impone las retenciones móviles a las exportaciones agropecuarias se mantienen de un lado; el campo -en su definición abarcativa-, en el otro. En el medio, separan un par de arbolitos y dos stands de los evangelistas y los aborígenes, que parecen perdidos en la jungla, por más que estén para respaldar a la presidenta Cristina Fernández.


Las cuatro carpas de las organizaciones kirchneristas ocupan estratégicamente el frente del Congreso. La de las Madres de Plaza de Mayo y la Juventud Peronista son las más vistosas. La gente se pasea, reparte volantes, habla con los que pasan. El clima es distendido. Pero no logra ser totalmente alegre. Los militantes presentes no llegan a demostrar si están por convicciones. Quizás sólo es que están cansados por acampar tantos días.



Los afiches tapan hasta el último centímetro de cada poste de luz. Si un diputado rival se asomara a la ventana de su despacho, se vería intimidado por la fila de carteles a favor de los Kirchner. Sin embargo, acaso llegue a divisar un asta de Alfredito, el toro inflable, que está a pocos metros de allí para "alentar" a los que, como su tocayo De Angeli, se oponen al Gobierno.



El símbolo del campo ya no está. Alrededor de lo que solía ser la carpa verde cubierta de mensajes de apoyo con forma de vaquitas, queda un escenario, unas gradas, globitos, una paloma de paz en tamaño jumbo y algunas agrupaciones políticas como la Juventud Comunista Revolucionaria (JCR). Las personas bailan al ritmo de una payada, sonríen. Intentan contagiar la felicidad propia de una feria de pueblito del Interior, con pericón y tortas fritas incluidas.



Bajo el lema campo vs. Gobierno, el paisaje de la plaza hace de metáfora de los intereses que se contraponen en el Congreso. Sigue...

viernes, 27 de junio de 2008

Salpicón de noticias

Después de una semana alejada de los medios informáticos e informativos, cacé el diario para ponerme al día con lo que pasa en este bonito país.

Así fue como me enteré que hay huevos que hinchan en la plaza por los K (y que la verdad provoca revolearlos al Congreso; dos pájaros de un tiro). Que premiaron en Amsterdam a la obra más chantuja de Puerto Madero. Que según el INDEC, los precios de los supermercados "aumentaron" sólo un 0,1% y las ventas, un 5,6%; a pesar de que el Gobierno critica a los ruralistas por una inflación que jamás cristalizarán en los números oficiales y de que las tiendas de ropa tuvieron que improvisar una especie liquidación de invierno ante las escasas ventas. Que reaparecieron en escena los fondos de Santa Cruz.
Además, que la ONU puso a la Argentina como líder en dos de sus informes, lástima que eran por el consumo de cocaína y el consumo de pastillas para adelgazar. Y por último, que la Cristi se hizo un estiramiento en el cuello (¿?)
Sigue...

sábado, 14 de junio de 2008

Viaje con el General

El martes tengo que entregar una monografía sobre la intervención del Estado durante las presidencias de Perón, que no es ni más ni menos que el segundo parcial de Historia Argentina. Recién a la tarde terminé de leer -valga la redundancia- los interminables textos, pero hace unos cuantos días que esto me tiene tensa.

Para no dar vueltas, ayer soñé que viajaba con cuatro amigas mías en un tren con las masas peronistas y el fiambre de Perón, que iban a trasladar (¿?). Como mis amigas y yo éramos cinco, paseábamos por todos los vagones en busca de cinco espacios libres, hasta que encontrábamos un compartimiento que tenía dos asientos enfrentados a otros tres. Una vez instaladas, un viejo que estaba en el pasillo nos decía: "Se sentaron arriba del cuerpo". "¡Mentira!", gritaba yo y le señalaba un tren que justo pasaba al lado con el átaud incrustrado en la locomotora (...)

Así de delirante, no sé qué otro significado puede tener además de que la monografía me está volviendo loca. Por si fuera poco, hace unas semanas, antes de rendir el primer parcial de Teoría Política y Social, soñé con Platón y Aristóteles dándose besitos.

En fin, creo que la UBA me hace mal.
Sigue...

sábado, 7 de junio de 2008

Pastillero

Cuesta encontrarlas, pero hay otras noticias de política nacional que no tienen que ver con el ya no paro de los productores rurales y su enfrentamiento con el Gobierno. Acá un pequeño popurrí.

La Presidenta destacó el acceso a la información de la Web
Cristina Férnandez de Kirchner resaltó, ayer en la inauguración de las oficionas de Google en Puerto Madero, la importancia de la democratización informativa gracias a la Internet y sostuvo que la última dictadura militar argentina hubiera tenido menos desaparecidos si hubiesen existido estas redes 30 años atrás. Un blooper: elogió a la figura de Bill Gates, creador y dueño de Microsoft, el principal competidor de Google.

No hubo shopping en Roma
El vocero presidencial, Miguel Núñez, desmintió mediante una carta oficial que la Presidenta haya hecho un tour de compras en la capital italiana durante la cumbre de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) sobre la emergencia alimentaria y los biocombustibles, tal como había publicado el diario Corriere della Sera.


Se ampliaría el Mar Argentino
La Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (Copla), integrada por miembros de la Cancillería, la Secretaría de Energía y el Servicio de Hidrografía Naval, planea elevar el año que viene un informe a las Naciones Unidas que le permitiría a nuestro país ampliar la soberanía marítima de 200 millas a 350 millas de la costa argentina. La zona perteneciente a las islas Malvinas quedará exceptuada por encontrarse en conflicto con el Reino Unido.


En oposición desde hace 76 años
El abuelo del ex presidente Néstor Kirchner había firmado una carta de los vecinos de Río Gallegos, en 1933, para exigir que se bajaran los impuestos al ministro de Hacienda Federico Pinedo, abuelo del actual jefe del bloque del PRO en Diputados, de igual nombre.
Sigue...

miércoles, 4 de junio de 2008

Fiebre Starbucks

La famosa franquicia llegó a Buenos Aires la semana pasada y, desde entonces, busco probar el café del que hablan todos los que se jactan de viajar por el mundo.

De yeta, caí el día de la inauguración y no me dejaron pasar. "Todo muy lindo, Starbucks, otra vez será", pensé.

Ayer, como cumplíamos meses, fuimos con Gonza. Había una cola larguísima, que ni por sueños iba a hacer. Además, tenía que estudiar y, si me instalaba con mis interminables apuntes, la gente me iba a linchar.


Por si fuera poco, pasamos por el costado que está vidriado, y, para hacer más grato el momento, estaban todas las mesas vacías ¿Es un chiste?


Como no me quiero quedar con la intriga del café de Starbuck y se supone que la tercera es la vencida, ya volveré. Igual, me siento un poquito una cerda capitalista, en términos de Capusotto.

Más al respecto:
Pancitos Sigue...

viernes, 30 de mayo de 2008

Poco tolerante

Los bondis deberían declararse insalubres. Denle los carriles exclusivos, aumenten de vuelta los boletos, lo que sea pero que no nos hagan sufrir más. Estos últimos días, anduve con muy pocas pulgas y fue arriba de los colectivos donde más psicótica me puse.

Boliche-bondi
Anteayer a la mañana, camino a la facultad, me subí al bondi y vi que el chofer estaba dando saltitos arriba de su silla. Cuando me saqué los auriculares de la radio para pedirle el boleto entendí porqué. El tipo estaba escuchando la discografía de Madonna a lo que daba el volumen de su estéreo. Al ritmo de "Express yourself" marcaba los botones de 0.90 y 1 peso. Parecía extasiado, mientras que todos los pasajeros -me incluyo- teníamos la cara de muerte en vida característica de quien madrugó.
Para hacerlo más bizarro, a las cinco cuadras subió una legión de nenes de primario con sus mamás escandalizadas porque la música estaba muy fuerte y encima sonaba "Like a Virgin". No era para tanto, era la voz, no Madonna en bolas. Pero ellas estaban escandalizadas igual.
En cualquier otra ocasión, me hubiera causado mucha más gracia, pero a las 8 de la mañana, lo último que uno quiere es que le taladren la cabeza de esa forma. Todo mal.

El maravilloso 64
Hoy mientras volvía a casa, me pasó algo que me hizo acordar al post de Sol. Adelante, en diagonal tenía un nene que con todas sus fuerzas intentaba abrir la ventanilla. Como él no podía, lo quiso ayudar la mamá. Estaban los dos cual monos dandole con todo a la ventana hasta que se abrió un poquito.
Con esos dos, el colectivo que escupía gente y la mina que apoyaba su bolso arriba de mi cabeza, la verdad que estaba bastante fastidiada. La ventana se abrió del todo de repente y ahí me di cuenta del por qué tanta desesperación. El nene agarró y se vomitó el equivalente a cuatro platos de comida repletos, según la suciedad que había en los vidrios y en los techos de los autos aledaños.
En el medio, la flaca que me usaba de perchero me pisó el dedo chiquito del pie con su taco aguja y vi a mi amanerado (por no decir otra cosa) ex profesor de matemática en el colectivo de enfrente con su novio. Un circo en cuestión de dos minutos.
Encima, había tanto olor que preferí bajarme antes de devolverle el asqueroso favor al niño en su cara. Para qué. Me hice las quince cuadras hasta mi casa muriendome de frío.

En síntesis, no puedo esperar a que inauguren la línea H del subte.
Sigue...

viernes, 23 de mayo de 2008

La ciudad se cubrió de celeste y blanco (y de hipocresía)


En estos días cercanos al 25 de Mayo, a muchos les agarra un sentimiento de patriotismo nacionalista argentino a morir que desaparece inocentemente -o no- el resto del año. Me incluyo un poquito, porque estuve hoy toda la mañana y tarde tratando conseguir una de esas famosas banderitas que los taxistas han de tener de colección. Tenía ganas de ponerla en la ventana de mi pieza.

Mientras esperaba el bondi a la salida de la facu, ya había visto varios autos que llevaban a los susodichos banderines. Pensé que había una fiebre de ¡Viva la Patria! y que estaban orgullosos de su país, hasta que -arriba del 15- vi que los regalaban en casi todas las esquinas de las avenidas. Así cualquiera. Son como los nenes chiquititos, que ven que regalan algo y se tiran sobre el promotor barra promotora.


Bueno, sí, yo también. De caradura, le pedí a la mina que estaba repartiendo si no me podía dar una banderita. Tuvo la intención, pero justo al bondi se le ocurrió arrancar en el medio. Ahí perdí la gran oportunidad.

Para acrecentar mi angustia, en medio de Juan B. Justo había un cadáver de bandera, toda hecha trapito, pobrecita. Y los autos le pasaban por encima como si nada. Incluso, había algunos que la pisaban con -a falta de uno- tres banderines pegados. Unos sinvergüenzas.

Al mediodía, caminé por Luis M. Campos, Olleros y Libertador, sin suerte. Había unos cuantos coches estacionados que habían dejado el palito con tela blanquiceleste (no se me ocurren sinónimos), pero no me animé a arrancarlos y salir corriendo.

Cerca de las tres, en viaje sobre el 29, vi a un grupo de cartoneros que llevaban algunas banderas en sus carros. Me golpeó un poco esa muestra de afecto hacia un país que los margina. Hay muchos que se pegan el símbolo patrio en la ventanilla o en el saco y piensan que con eso son ciudadanos ejemplares. La mayoría se olvida que además hay un país.

Sigue...

jueves, 15 de mayo de 2008

Hacia un país cada vez más escindido

Las palabras "conciliadoras" del discurso de la presidenta Cristina Fernández, que dio ayer durante la asunción su esposo -el Néstor K- a la dirigencia del Partido Justicialista, se pierden en los hechos.

En el acto del PJ, la pelea entre los camioneros de la CGT y los integrantes de la OUCRA amenazó con dejar un saldo trágico. Las imágenes de violencia que circularon en los medios sugieren que afortundamente sólo hubo 14 heridos.

Los crecientes ataques a la prensa, encarnizados en el multimedio del Grupo Clarín, condenan las críticas -perniciosas o no- que se hacen al Gobierno. Lo que se muestra debe estar sujeto a lo que los K quieren mostrar, sino es una mentira. De esta manera, desvalorizan todo aquello no sea un elogio para ellos ¿Dónde queda la libertad de expresión?

El derecho a salir a manifestarse también se ve afectado. Las herramientas Luis D'Elia y Emilio Pérsico tienen el aval para desintegrar toda forma de protesta.

Pero la intimidación excede las marchas. Basta citar la agresión que recibió ayer el presidente de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, por parte de un grupo de piqueteros. La figura de Miguens será cuestionable, pero como persona hay que respetarla ¿O acaso pensar distinto al Gobierno es motivo suficiente para ser acallada violentamente?

La Argentina siempre estuvo escindida en su historia: unitarios y federales, conservadores y radicales, peronistas y antiperonistas, ricos y pobres. Pero alimentar esas separaciones no es productivo, no es bueno ni es sano. La Argentina al fin y al cabo es una, y lo que le pasa a uno, afecta al conjunto.

Como todo, el conflicto con los productores del campo va a llegar a su fin. De una forma u otra, todo termina en algún momento. La cuestión pasa por cuáles van a ser las consecuencias políticas, sociales y económicas de esto. De un país cuya cúpula no concilia las divisiones sectoriales, sino que fomenta la sedición.
Sigue...

viernes, 9 de mayo de 2008

El semillero de Sociales

No deja de llamar la atención gran cantidad de agrupaciones políticas que hay en la facultad de la Universidad de Buenos Aires (UBA) que estudia las diversas formas del poder. Sin embargo, más de la mitad de sus estudiantes no milita. Podría parecer mentira, pero Sociales es una especie de bonsai de lo que sucede a escala nacional.

Para explicar esta paradoja entre el creciente número de asociaciones políticas y la decreciente involucración de los estudiantes, el secretario nacional de la Franja Morada, Gonzalo Condis, explica que así como después de la crisis de 2001 se produjo una atomización de los partidos políticos, las organizaciones estudiantiles de las facultades también se separaron y multiplicaron. Un ejemplo es el peronismo en la UBA: hay ocho grupos que responden a él pero son irreconciliables entre sí.

En la sede de Ramos Mejía, donde se cursa Ciencia Política y Comunicación Social, los miles de afiches, los pasillos más coloridos que el barrio de La Boca y el bombardeo de volantes hacen suponer que la militancia es fuerte. Los medios suelen mostrar las protestas que nacen de ese edificio, las clases al aire libre, los escraches en el Congreso. Pero puertas adentro, la realidad dista de ser así.

Para Bárbara Grabe, integrante de La Vallese, en la Facultad de Ciencias Sociales hay muchos más jóvenes movilizados que en otras universidades. Por su parte, Condis asegura que la participación estudiantil es pobre, más si se tiene en cuenta la relación académica de Sociales con la política.

Con el sinfín de agrupaciones estudiantiles, nadie puede negar que en las facultades está la semilla del futuro político del país. Pero es evidente que es la sociedad quien tiene que regar esa semilla. Caso contrario, se seguirá alimentando el apoliticismo.
(La nota es parte de un artículo hecho con Sol Romero, Florencia Di Niro y Solange Chávez)
Sigue...

martes, 6 de mayo de 2008

S.O.S Parciales

Los estudiantes sabemos que no hay nada peor que los días previos a un parcial. Ese nudo en el cerebro que te deja cual ente y apenas reaccionás ante un chiste o una conversación, o una pisadita de gorda en el bondi.

Mañana rindo Teoría Política y Social I. El matete de cosas, más el "no llego", más los trabajos de TEA que dejé congelados (y son para el jueves); más la pila de dos metros de fotocopias de Derecho que ni toqué y tengo que estudiar para el martes; más la tarea de francés que no me acuerdo qué es ni cómo se hacía el plus-que-parfait; más el sumario para Política Nacional que hay que llamar al Congreso (cómo si me fueran a dar bola, encima); más todo lo que ya tengo para leer de Historia Argentina, y yo que festejaba que su parcial ya había pasado; todo esto la verdad que me está por volver loca.

De hecho, tengo la cabeza tan en "la UBA dgasdtafd crisis-crisis-vacaciones" que no se me ocurrió nada mejor que ponerlo en el blog. Y, aparte, confieso que no estoy leyendo el diario desde hace más de una semana. La radio me salva las papas. Bendita sea.

Le debía esta especie de meme a este señor.

6 cosas que me gustan:
-dormir hasta tarde (¿a quién no?)
-leer el diario (ja!)
-salir con mis amigas o mi gonza
-darmela de periodista
-los imprevistos
-escribir

6 cosas que no me gustan:
-definitivamente, los parciales (pero no me queda otra)
-el taladro a las 8 de la mañana (qué ganas de romper)
-la gente careta
-los creiditos
-la televisión basura
-la cara de marley
El que quiera hacer esto, que lo haga. A la única que voy a condenar es a mi gran colega teana María Sol de los Pancitos.
Sigue...

sábado, 3 de mayo de 2008

¿Sabía usted que...

...hoy es mi cumpleaños? Sigue...

domingo, 27 de abril de 2008

¿Dónde está Wally?

Wally está en Canadá.


Para todos los que nacimos en la década del 80, uno de los pasatiempos que tuvimos en la infancia fue buscar a Wally. Pues bien, ahora pueden hacerlo pero en Google Earth.

Melanie Coles, estudiante de Arte y Diseño, creó un Wally gigante y lo puso sobre un techo de Vancouver para que la gente lo encuentre. La imagen tiene 15 metros de largo y fue hecha para su proyecto de graduación en el Instituto Emily Carr de la misma cuidad. Para este fin recurrió a la ayuda de amigos y además abrió un blog (Where On Earth Is Waldo?) donde publica el progreso de la construcción. En su último post, Melanie muy feliz, comenta que su trabajo fue aprobado y que, si bien, la presentación de los mismos se haría el 3 de mayo, su proyecto ya está dando vueltas en el mundo a través de internet.

Reconozco que ya pasé un rato largo frente a la compu buscando a Wally y no pude encontrarlo. A ver si alguien lo logra...
Sigue...

lunes, 21 de abril de 2008

Mejor, mirá a los dos lados antes de cruzar

Después de idas y venidas, cambios de turnos y demás cuestiones, hoy fui a Roca a iniciar el trámite para sacar el registro (sí, recién ahora!). Quizás peque de boba por no saber cómo es todo esto. Pero igual voy a enumerar lo que fue este día.

Viaje en subte-premetro
El viaje en subte fue rápido, incluso me sobraba tiempo. Hasta que llegó el momento del premetro y su capacidad de hacer 20 cuadras en... media hora.

Una vez en Roca..
Finalizada la fila de unos 100 metros, pasé al mostrador y -papeleo mediante- fui a la primera puerta para que me saquen la foto, la firmita y la huella digital. Bien, todo muy lindo, a la segunda puerta: examen visual. No veía nada, adiviné los números. Yo no soy chicata, aunque uso anteojos para descansar la vista cuando leo. Esos números eran imposibles. Por favor. Puerta 3. Examen auditivo. Levante la mano según el lado que escuche el sonido. Escuché cuatro del lado derecho y después cuatro del izquierdo. No sé si era así de simplón, de ahorro de movimientos de mano o es que ahora también soy sorda.

El examen psicofísico
Puerta 4, hacer dibujitos ¿Sirve realmente de algo eso? Cuando entregué me preguntaron con quiénes vivía y ya. Capaz que estoy loca, psyco psyco, bugúgú y ellos no se dieron cuenta. A no ser que mis rombitos y curvas revelen el nivel psicótico de las personas..
Como sea, puerta 5. El físico propiamente dicho. Y dicho, pero no hecho. Entré al box y un gordito chicle del SAME me preguntó:
Gordito: ¿Casada o separada?
Yo: Em.. soltera
G: ¿Qué estudiás? (sí, otra vez)
Yo: Ciencias políticas y periodismo
G: ¿Y podés con las dos cosas?
Yo: Yyy.. ahí ando
G: ¿Vos querés salir en la tele?
Yo: Prefiero escribir.
G: Bueno, ya te podés ir.
¡¡¡Ese fue mi examen físico!!! Ahora resulta que también podía ser manca y tener una pata de palo.

Parte final
Entrega de papelerío, y por el mostrador amarillo te llaman y te dan el papel para que ya puedas rendir la prueba teórica. 15 minutos después de esperar y con unas 20 personas apiñadas alrededor del bendito mostrador amarillo, una mina pinta profesora de educación física que echaron por ser cruel con sus alumnas gritó mi apellido: "Uuuuuh, mirá ésta.. ¿dónde está la nenita ésta? Agustinita, entrega de menores ¡DE MENORES! Agustinita, ¿viniste acompañada de tu mamita?". Mi cara de orto y mi "acá, yo" bien amargo no alcanzaron para demostrar las ganas que tenía de patearle la cabeza a esa mujer.

De ahí me fui a rendir el teórico. Cinco minutos y ya estás, pero en un par mandé fruta y no sé si en la bocacalle se puede adelantar o no. Soy un peligro al volante. Terminé y me volví a mi casita. Y vivieron todos felices y comieron perdices ¿Fin? No, tengo que volver para dar el práctico... Por cierto, Macri, ¿qué esperás para sacar los carteles de Actitud Buenos Aires?
Sigue...

viernes, 18 de abril de 2008

BAFICI: una de cortos y otra de franceses que cantan

Mi vida en estos últimos días fue facultad-BAFICI-facultad. Que no les extrañe, entonces, que vuelva a escribir sobre el festival de cine independiente.

El miércoles fui a ver la muestra de cortos argentinos, que se dio a sala llena y con la presencia de los actores y directores de los cortometrajes. Eso incluye a Celeste Cid, quien hizo el guión y dirigió una de las piezas más poéticas: Limbo. También fueron presentados otras seis cortos, que se caracterizaron por su simplicidad argumentativa, pero que eran -a su vez- complejos si se los miraba más entrelíneas. Ellos son La distancia entre las cosas, de Nicolás Zukerfeld, que transcurre en la esquina de Santa Fe y Scalabrini Ortiz; Feliz cumpleaños, de Matías Zanotto, una forma sutil de mostrar la soledad infantil; Invitados, de Francisco Pedemonte; Los mudos, de Pablo Chernov; Pablo y Victoria, de Tomás Binder; y Sorry, una especia de clip musical, de Gustavo Galuppo.


En general, me gustaron, pero -veáse como apostillas- me hubieran gustado más si no hubiese tenido a mi lado a un viejo olor a chivo que se dormía a cada rato, ni al zoológico de nenes actores con sus papis y amigos a los gritos cada vez que entraban en escena.

El viernes, fue el turno de La France, una película sobre un grupo de soldados de la Primera Guerra Mundial, a los que se les une una mujer disfrazada de hombre dispuesta a hacer lo que sea para encontrar a su esposo, al frente de otro pelotón. La perlita de La France es que estos soldados no son soldados comunes y corrientes, sino que -instrumentos improvisados mediante- entonan canciones pop, alegres y melancólicas al mismo tiempo. El film dirigido por el francés Serge Bozon es de los favoritos del festival.


La función del viernes tuvo como sorpresa la presencia de Bozon que respondió inquietudes del público. Pero la mayoría de las preguntas terminaron siendo elogios de viejas paquetas. Al lado mío justo tenía a dos viejas no solo paquetas sino que encima se dedicaron a: 1. babearse por el director y gritarle "sos hermoso" en francés 2. decir que la actriz era fea 3. decir que la actriz actuaba estupenda y maravillosamente, qué bien la eligió este lindo no me acuerdo el nombre, pero es perfecta para el papel 4. criticar a estudiantes de cine que visten ridículo 5. hablar durante toda la película.

Igual, tanto la muestra de cortos como La France me gustaron muchísimo, pero el domingo termina el BAFICI y me alegra, porque mi vida volverá a ser facultad-tiempo libre-facultad.

Sigue...

martes, 15 de abril de 2008

BAFICI: Superman, Batichica y el director punk

El director de cine, David Markey, presentó su nueva película The Reinactors, el viernes pasado en una conferencia de prensa realizada dentro del marco de actividades del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI).

The Reinactors muestra la vida de las personas que se esconden detrás de los disfraces de Marilyn Monroe, Superman, Batman o Jack Sparrow; esa especie de "cultura de celebridades" compuesta por actores que llegaron a Hollywood con el sueño de convertirse famosos y sólo consiguieron calzarse la máscara de sus ídolos, o bien de aquel personaje que pudieran imitar, y sacarse fotos con traúsentes en los alrededores del Teatro Chino de esa ciudad.

La idea surgió cuando Markey vio en las noticias que un hombre vestido como Freddy Krueger había sido detenido por apuñalar a una persona. "Me causó gracia que los personajes cobraran vida y anduvieran atacando a la gente", afirmó.


El cineasta es un referente de las películas punk. Entre sus largometrajes figuran The Slog Movie y 1991 The Year Punk Broke, que incluye recitales de Nirvana y Sonic Youth. De hecho, para Markey, The Reinactors también entra en esta categoría: "En cierto sentido, los protagonistas toman a esos personajes y los hacen propios; sufren de delirios de grandeza, porque están convencidos de que algún día van a triunfar. Toda esa situación es muy punk y calza con el do it yourself", explica. Además, la charla se tituló We got power! en referencia a la productora de Markey y en honor al lema punk.


Para más información acerca de The Reinactors, lean el artículo "La calle de las futuras estrellas", escrito por Flor.
Sigue...

sábado, 12 de abril de 2008

BAFICI: Al llegar las cartas de mamá

Intriga es quizás la mejor forma de describir a La Cifra Impar (1961), la película dirigida por Manuel Antín -basada en el cuento Las Cartas de Mamá, de Julio Cortázar- y que forma parte de la 10° edición del Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI).

Cuando muere Nico (Sergio Renán), Laura (María Rosa Gallo) y Luis (Lautaro Murúa) tienen la oportunidad de reencauzar sus vidas juntos, lejos de las presiones familiares. Pero las cartas de mamá (Milagros de la Vega) siempre llegan para transportar a Luis al caserón de Flores, donde vivía con su fallecido hermano y del que huyó para evitar los recuerdos.


Una simple línea escrita por el puño de mamá define el rumbo de la historia: “Esta mañana Nico preguntó por ustedes”. A partir de ahí, se construye un juego sutil que entrelaza el pasado con el presente, un ida y vuelta constante entre Buenos Aires y París, los dos escenarios en que trascurre la película.

El desenlace no es predecible, pero desde el principio uno cree saber que es lo va a venir. Y el final, abierto, respeta el estilo de Cortázar, en el que no todo está dicho y, sin embargo, todo cierra perfectamente.

Para coronar esta pieza de culto del cine nacional, la música teje el clima de drama y orienta las sensaciones del espectador. El piano es la circunstancia. El violín marca el clímax. El silencio es lo que queda después.

Aquellas personas que se dicen amantes del cine argentino de antaño no pueden perderse esta magistral obra ni su gran cantidad de interpretaciones posibles.

Sigue...

viernes, 11 de abril de 2008

Digamosle NO a la censura

Salí hoy de la facu a las 10 y, mientras bajaba las escaleras -rápido, desde luego, uno quiere volver a casa-, llegué a leer un afiche que decía "Sí al Observatorio de Medios, digamosle NO a la desinformación".

Ahora, no sé que pensarán ustedes, pero creo que hoy en día hablar de desinformación es tan relativo como hablar de objetividad en los medios. De más está aclarar que, por lo general, aquello que no aparece en la tele o en los diarios, casi que no existe para la mayoría de la gente. Y por supuesto que está mal, que es horrible y que hay muchas cosas que los medios callan.

Pero, a la vez, con la tecnología, internet -que permite el acceso a los blogs como forma alternativa de informarse o ponerse en contacto directo con los testimonios de personas de todas partes del país y del mundo- y la gran cantidad de canales de noticias y diarios que hay, el que actualmente está desinformado es porque no quiere ver las cosas o no le interesan.

Yo tampoco estoy de acuerdo con el monopolio de los grandes multimedios de la información. En cierta forma, constituyen un modo de censura implícito. Pero que la Presidenta -alias la Cristi- quiera controlar los contenidos de los medios, me parece una forma de censura mucho mayor, explícita y realmente temible.
Sigue...

martes, 8 de abril de 2008

BAFICI: Para los amantes del cine

Desde hoy -y hasta el 20 de abril- se estará realizando la 10° edición del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI).

Nunca participé de este evento, pero como en TEA tenemos una materia que se llama Espectáculos, el profesor nos está haciendo vivir más o menos en el Abasto, la sede principal del BAFICI.



Para los estudiantes, llevando libreta universitaria o certificado de alumno regular, sale cuatro pesos. Por ende, aproveché lo barato y ya me saqué entrada para unas cuantas películas. Pronto habrá notas y reseñas en el blog. Sigue...

sábado, 5 de abril de 2008

Caer demasiado bajo

Hace un par de días vi en la tele una propaganda de la Presidencia de la Nación, en la que -literalmente- le daban con un palo al campo. Traté de buscarla en Youtube sin éxito, y hoy, finalmente la encontré en El Cronista Comercial.

Al igual que en los discursos de Cristina sobre el campo, el spot presenta ciertos errores. El más grave de todos, cuando el locutor habla de maíz, aparece el dibujo de una espiga de trigo.

Para ver el polémico video, junto con la nota, hagan click aquí.
No sé ustedes, pero me parece que todo esto ya es ser cizañeros.
Sigue...

martes, 1 de abril de 2008

Los colores de la marcha

Las inmediaciones de la Plaza de Mayo ya anuncian el paisaje. Micros estacionados a lo largo y a lo ancho de las avenidas. Gente sentada en las veredas. Las calles, cubiertas de papeles. Sí a las retenciones. No a la oligarquía del campo. En apoyo de la Presidenta.

El clima, cuanto más cerca, más denso. Personas que salen de sus oficinas desfilan para un lado, mientras que una gran mayoría se acerca a la Casa Rosada.


Ya, enfrente de la Catedral, entre el millar de banderas y bombos, la gente -el pueblo- espera con ansías el discurso. El público va desde integrantes de diversos sindicatos, como Luz y Fuerza y los camioneros de Hugo Moyano, hasta turistas curiosos: "Vinimos para ver qué pasa en esta marcha, en Estados Unidos no hay cosas así", asegura una joven estudiante en un claro español. Un nene la empuja sin querer; corre hacia los de bandera verde. Ahí está su mamá, que no es la única. Está lleno de mujeres con cochecitos.

Los de bandera verde no saben por qué están ahí. No tienen ni idea a qué se debe la protesta, ni a qué agrupación responden. "Me prometieron que me iban a dar mercaderías", afirma Rosalía, que fue con sus nietos, un tanto avergonzada.

Hace silencio. El ruido de los tambores se detiene. Los parlantes y los presentes empiezan a entonar el Himno nacional. La V de la victoria está en cuanta mano se pueda distinguir entre la multitud. Los bombos vuelven al repique con el coro: "Oh, juremos con gloria morir".


Al lado de Rosalía, hay una señora mayor vestida de gaucho, que lleva un cartel. "Les sobra soja, les falta conciencia social", dice la inscripción. Ella sostiene que no forma parte de ninguna agrupación política, ni de ningún movimiento social. "Estoy acá para apoyar al Gobierno, nosotros lo votamos y lo vamos a ayudar para que siga", aclara.

Empiezan a tronar las palabras de Cristina. Algunos se quedan, y otros -con misión cumplida- se van. Los aplausos y vitores acompañan a todas las frases fuertes que pronuncia la Presidenta. El cielo, mientras tanto, amenaza con ahuyentar al público que la escucha. Veinte minutos después, cuando termina de hablar, sus seguidores abandonan la Plaza del mismo modo en que llegaron.

Sigue...

viernes, 28 de marzo de 2008

Vuelo presidencial

Él prefiere no revelar su nombre por una cuestión de seguridad. Digamos que es él, simplemente él. Pongámosle Luis, José. No importa, pero él es Mayor de las Fuerzas Armadas, y desempeña además un papel administrativo dentro de las mismas, como Jefe de Personal. Se recibió de piloto de la Escuela de Aviación Militar, en Córdoba, y tiene a su cargo, actualmente, el traslado de diversas personas pertenecientes al Gobierno. Además, voló alrededor del mundo, en diferentes misiones.
“Desde chico tenía el sueño de volar- cuenta-. A los doce años hablando con mi papá, decidí anotarme en el Liceo Aeronáutico de Rosario, que era una de las mejores secundarias en esa rama. Él buscaba que tuviera una educación con disciplina, y a mi interesaba la aviación. Nosotros vivíamos en Buenos Aires, y nos tuvimos que mudar; fue el primer sacrificio que tuvimos que hacer, ya desde pequeño, por esto que se transformaría en mi vocación.
Cuando terminé el secundario, me fui para Córdoba, a la Escuela de Aviación Militar, que es la escuela de oficiales de las FFAA. Cuatro años después, me recibía con el grado de alférez. En la misma escuela, hice un curso de dos años, obteniendo el título de aviador militar.”
Entonces lograste lo que querías, ser un piloto. ¿Sentís que en parte cumpliste tu objetivo de alguna forma, o todavía aspirás a más?
No, a decir verdad, siento que no solo cumplí mi objetivo, sino que además recibí más de lo que esperaba. Uno ve el árbol pero este te tapa el bosque, y a pesar de todos los sacrificios, tanto para mí como para mi familia, las cosas se fueron abriendo de a poco. La época ayudó también, porque no había muchos pilotos. Y sinceramente, nunca imaginé que llegaría a este punto, de conocer lugares y personas de todas partes del mundo, vivir dos años Chipre, ir a Haití, la Antártida.
¿A qué personalidades trasladaste?
Y... (piensa) traslade de presidentes para abajo: al ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner, a ministros, secretarios, gobernadores. Internacionales, llevé a la representante estadounidense en las Naciones Unidas recientemente, y a Kofi Annan, ex secretario general de la ONU, que es tan importante como llevar a un presidente republicano.
¿Hace cuánto que empezaste con esto?
Como helicopterista del Gobierno, en 1992.
Es decir, que ya trabajabas cuando fue lo de De La Rúa, en el 2001...
Sí, ya trabajaba, pero cuando ocurrió ese episodio, justo estaba afuera del país, en una misión en Chipre. Lo viví como un argentino más, a la vuelta pude ver el cambio brusco que hubo, y cómo afectó al país, en especial a la familia. Uno la deja con una cara, y cuando vuelve se encuentra con otra.
¿Es difícil para la familia el tipo de trabajo que tenés?
Bastante, pero tratamos de remarla. Todo lo que hago, lo hago por mis hijos, vivo por y para ellos. No reniego, porque ésta es la vida que decidí tener. Este año no tuve viajes internacionales, pero ya el año que viene es muy probable que empiece con los vuelos de nuevo; mientras, procuro disfrutar con mi familia.
Dentro de los lugares a los que viajaste, ¿cuál fue el que más te impresionó?
Sin duda, Haití. Fue la primera misión de paz que hizo nuestro país ahí, para dar apoyo a los cascos azules y apoyo a la comunidad, brindando transporte de heridos y de medicamentos, y búsqueda de personas. Y había ciertos temores, todo lo nuevo asusta. Era la primera vez que iban las FFAA, y había que mantener el prestigio. Además, a mi me tocó seleccionar a las personas que iban a viajar. Allá no había nada, y lo tuvimos que llevar todo desde acá: la vestimenta, la comida, el agua; tuvimos que buscar donde guardar los helicópteros, donde conseguir el combustible. Por si fuera poco, era temporada de huracanes, creo que hacia poco había pasado el Jane, que dejó un saldo de mil muertos en Haití. Fue un desafío muy grande.
¿Y el viaje que más te gustó?
Cuando aterricé en la Antártida. No pude hacerlo como piloto de avión de transporte, como había imaginado siendo niño, sino como pasajero. Tal vez no lo cumplí en un cien por ciento, pero siento que lo cumplí en un doscientos por ciento. Una vez allá, pude pilotear en dos campañas de verano, para traslados internos. Era mi sueño como aviador, y tuve la suerte de poder cumplirlo, incluso más de lo que pretendía.
¿Tenés algún proyecto en mente, ya sea relacionado o no con tu trabajo?
No, en cuanto al trabajo, ya está bien encaminado. Gracias a las FFAA tuve la posibilidad de estar en varios lugares; y recién voy por la mitad de la carrera, todavía me quedan unos 20 años más, si el destino así lo quiere.
Existe cierto recelo alrededor de los militares, ¿cómo cargás con esto?
Qué te puedo decir de nosotros, los militares: como dice el nombre, somos uno entre miles (sonríe). Hablando en serio, existen muchos tabúes, que todos somos unos represores y asesinos, porque es lo que muestran los medios y la gente absorbe la realidad que le muestran ellos, por más distorsionada que sea. Es una estupidez meter a todos en una misma bolsa. Yo tenía seis años cuando fue el golpe, lo viví desde adentro, pero es algo totalmente ajeno a la decisión de mi profesión. En ningún momento busqué ser un militar, sino simplemente aviador. Sin embargo, siempre está quien te señala, que te mira mal. Los militares trabajamos para la gente, somos un instrumento del Estado. El Presidente es nuestro comandante en jefe, y estamos para cumplir sus órdenes. Igual, de a poco, las cosas van cambiando en el país, en todos los aspectos. Tengo fe que para bien.
Sigue...