noticiaspordoquier.com.ar | Contacto | Design by Gonza | Powered by Blogger

martes, 4 de septiembre de 2007

Desafío Actimel

Luego de un lunes agotador, en el que tuve UBA, francés y TEA, llegué a mi casa y prendí la tele (cosa que normalmente hago cuando ya no tengo más ganas de pensar). Justo dio la casualidad que estaba la nueva -bah, para mi por lo menos es nueva, nunca la había visto- publicidad de Actimel. Venida sea al caso la nota anterior que escribí (Cadena de mails).

Bueno, cuestión que los hombres de Actimel descubrieron -a través de ese mail que circuló por la web- que los L-Casei Defensis tienen otras propiedades, o quizás simplemente quisieron resaltarlas ya que nunca antes las había nombrado y ahora se hicieron de conocimiento público. De modo que la publicidad dice que el L-Casei sirve para disminuir la incidencia y duración de ciertos tipos de diarreas de origen infeccioso, favoreciendo el funcionamiento de la flora intestinal, y además, fortalece las defensas del organismo.

De acuerdo con el mencionado mail, la bacteria L-Casei Defensis o Inmunitas es producida naturalmente por el cuerpo humano y se obtiene con el consumo de alimentos de origen lácteo y está en simbiosis con el resto de las bacterias habituales de los intestinos. No obstante, cuando se suministra externamente por un tiempo bastante prologando, el cuerpo deja de generarla.

En un comunicado, la empresa Danone negó que esto fuera así:

La empresa Danone desmintió el contenido de un informe que advertía sobre las consecuencias en la salud del consumo de Actimel por tiempo prolongado. Aseguran a que el producto no produce daño alguno. El Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas (Cemic), institución que supuestamente generó dicho informe, negó haber hecho alguna investigación sobre el alimento. La dirección del hospital de La Paz informó que el profesional citado por los cables como responsable de la difusión del "estudio" no trabaja allí, "no existe".
Desde Danone se negó la utilización de publicidad engañosa como da cuenta el informe y destacó que inclusive en la pagina web de Defensa del Consumidor se señala que los datos difundidos son falsos. Al mismo tiempo, para conocer el origen de la información difundida la empresa consultó al hospital de La Paz y al Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Entre Ríos quienes negaron la existencia de un profesional de nombre Luis Daniel de Urquiza: “El profesional mencionado no existe y no trabajó en este nosocomio”, reza una nota firmada por el doctor Mario Fabián Acuña, director del Hospital 9 de Julio enviada por fax a la firma Danone. En la página del Cemic también se desmintió rotundamente que la institución haya elaborado un estudio sobre el producto.

http://www.rielfm.com.ar/n12446,DESMIENTEN-EFECTOS-EFECTOS-NEGATI.htm

Para chequear los datos, decidí entrar en la página del CEMIC, donde encontré lo siguiente:

Cadena de correo electrónico con información que involucra al CEMIC. Es sobre el producto Actimel de La Serenísima
Informamos que está circulando una cadena correo electrónico con información que involucra al CEMIC señalando que la institución “desde su departamento de investigación y médico – académico” elaboró un informe sobre los efectos de consumir el producto Actimel de La Serenísima. El CEMIC desmiente totalmente que haya elaborado dicho informe.

http://www.cemic.edu.ar/atencion_medica/am_novedad.asp?ID=174

Después, entré en la página de diputados y estaba el proyecto del diputado Raúl Patricio Solanas del PJ Entre Ríos (es la persona que nombra el mail, y no ese tal Luis Daniel de Urquiza, que quién sabe de dónde salió):

PROYECTO DE LEY
Iniciado: Diputados Expediente: 1405-D-2007

Publicado en: Trámite Parlamentario nº 27 Fecha: 11/04/2007
BACTERIA "L CASEI DEFENSIS": OBLIGATORIEDAD DE INCLUIR UNA LEYENDA EN PRODUCTOS ALIMENTICIOS DE CONSUMO HUMANO, ADVIRTIENDO SUS CONTRAINDICACIONES.
GIRO A COMISIONES EN DIPUTADOS:
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA
DEFENSA DEL CONSUMIDOR
FIRMANTES:
SOLANAS, RAUL PATRICIO
FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
ENTRE RIOS

http://www.diputados.gov.ar/


Acá se puede ver el texto completo del proyecto: http://www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente.asp?fundamentos=si&numexp=1405-D-2007

Ante mi desconcierto, no se me ocurrió mejor idea que enviar un e-mail (ya que en la página no hay nada) a Defensa del Consumidor de nuestro país solicitando que me ampliaran la información, la cual, como potencial consumidora tengo el derecho de recibir.. lo mandé hace unos cuantos días ya y ni asomo de que me lo vayan a responder.

Creo que me voy a quedar con la misma duda que ustedes. Pero quiero recalcar algo. Yo no soy bebedora de leche, por lo que mi mamá hace algunos años -cuando se lanzó el Actimel- decidió comprarmelo para que consumiera un poco de calcio.
Desde la primera vez que me lo compró, sostuve que me enfermaba de gripe o me agarraba un resfrío más seguido.
Quizás no fuera psicológico...

10 comentarios:

Gonza dijo...

es triste que por el comercio se juegue con la salud de la gente. espero que te respondan alguna vez

tiacosas (not- Actimel fan) dijo...

En mi casa pasó lo mismo que a vos, pero con mi mami. A mi directamente no me gusta. Es una verguenza lo poco que les importa la salud de sus consumidores. Creo que no les costaría nada poner una pequeña leyenda que diga "Che, onda, cuidado, fijate, viste? Esto, onda, puede hacerte mal". O algo más o menos parecido :P
Ojalá te respondan...

Leo2377 dijo...

Buena investigación! Siempre que estás agotada te ponés a hacer todo esto?

Odio las propagandas de Actimel, las de Activia y las de toallitas femeninas.

Martín dijo...

Hola, llegué a tí vía el blog del señor Leo, que escribió aquí arriba.

Muy completo lo tuyo, me gustó la variedad de información, y no sería la primera vez que una empresa se caga en la salud de quienes, paradójicamente, la hacen subsistir.

Pero todo esto venía a cuenta de que el otro día me llamó mucho la atención una pintada en aerosol que leí a mano derecha en el túnel de Figueroa Alcorta (cerca del hipódromo): "Si no tomás Actimel, te morís". Sin comentarios.

Dato irrelevante: cursamos en los mismos edificios, TEA y UBA (pero yo comunicación, jua).

saludooo, chauchaa

Cantalupo dijo...

Basta leer el mail anti-Actimel para darse cuenta que es trucho. Las bacterias no son "sustancias" que produce el organismo, y por lo tanto, tampoco se puede "olvidar" de producirlas.
Se puede discutir mucho sobre cuánto estén inflados de marketing los alimentos probióticos, la FAO tiene "guidelines" sobre el tema. Pero el peor modo de abrir la discusión es difundir leyendas metropolitanas.

ani. dijo...

Hola! Llego aquí, tarde, desde el blog del Recontra. Estoy de acuerdo con cantalupo, esas cadenas de mail son un cuento ya viejo, y mucha gente se hace eco de ellas sin chequear siquiera alguna información de fuentes respetables. Lo más probable es que a algunos les caiga mal por cierta intolerancia a la lactosa, o por ser celíacos sin saberlo...
¿Viste alguna vez la del código de números debajo de los envases de leche tetra, que dicen que representan las veces que la leche es repasteurizada y vuelta al mercado, ya casi en esta de putrefacción? Algo imposible y comercialmente inviable, y que además tiene una explicación sencilla... Una pavada más.
Interesante blog, saludos

Anónimo dijo...

Soy Ingeniera en Alimentos y quería opinar acerca del proyecto de ley 1405-D-2007 "BACTERIA "L CASEI DEFENSIS": OBLIGATORIEDAD DE INCLUIR UNA LEYENDA EN PRODUCTOS ALIMENTICIOS DE CONSUMO HUMANO, ADVIRTIENDO SUS CONTRAINDICACIONES"

Para acceder al proyecto de ley 1405-D-2007: http://www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente.asp?fundamentos=si&numexp=1405-D-2007

En primer lugar, quiero aclarar que esto no pretende ser una defensa o un ataque al producto ACTIMEL en sí mismo, ni de los recursos publicitarios utilizados por la empresa elaboradora.

Un alimento que provee L. Casei Defensis se conoce como alimento funcional, hacia el final de este comentario hay información acerca de este tipo de alimentos.
Lo importante es que ningún organismo elabora bacterias, es decir, no las genera, simplemente éstas se hospedan en nuestro intestino, su incorporación
es siempre externa. La forma externa de incorporarlo podría ser a través de un alimento (ej. ACTIMEL). Hay otros alimentos que proveen este tipo de bacterias YAKULT, ACTIVIA, SANCOR BIO, etc.

Todos alimentos son aprobados por las autoridades sanitarias competentes en el lugar donde está instalada la planta elaboradora. De ninguna manera podemos considerar que los alimentos a los que se refiere el proyecto de ley 1405-D-2007, son medicamentos, de ser así la autoridad sanitaria interviniente no le hubiera otorgado un RNPA (Registro Nacional de Producto Alimenticio).

Entendiendo que la intención del proyecto de ley 1405-D-2007es "frenar" la publicidad de cierta manera "engañosa" de los "mágicos" efectos de estos alimentos;
este control sobre la información sobre los alimentos difundida en cualquier medio de comunicación está contemplado en la Disposición 4980/2005 de la
Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). En mi opinión lo que actualmente ocurre es que no se aplica con el correspondiente rigor esta disposición.

ALIMENTOS FUNCIONALES:
El colon es uno de los órganos metabólicamente más activos del cuerpo humano, y juega un papel muy importante en la nutrición y en la salud.
Dentro los distintos componentes de la microflora colónica se encuentran algunas bacterias (bifidobacterias y lactobacilos) que impiden el
crecimiento de bacterias nocivas para la salud humana y, por ello, en la actualidad hay un gran interés en mejorar el desarrollo de las bacterias
benéficas disminuyendo, así, el crecimiento de las potencialmente patógenas.
NINGÚN ORGANISMO ELABORA BACTERIAS, ES DECIR, NO LAS GENERA, SIMPLEMENTE ÉSTAS SE HOSPEDAN EN NUESTRO INTESTINO. SU INCORPORACIÓN ES SIEMPRE EXTERNA.
Durante la vida intrauterina, la luz intestinal permanece estéril pero la colonización comienza inmediatamente luego del nacimiento y alcanza una
estabilidad duradera hacia el primer año de vida. Dicha estabilidad puede ser alterada durante episodios de infecciones intestinales, tratamientos
antibióticos, inmunodeficiencias transitorias o crónicas y en la vejez. La flora intestinal está siempre activa y se renueva aproximadamente cada 48
horas. Un factor externo que incide en la composición de la flora es la dieta y esto es particularmente evidente durante la lactancia.
Existen 3 estrategias alimentarias que promueven el mantenimiento de un equilibrio mas saludable de la microflora intestinal, consistentes en la
alteración beneficiosa de su composición, mediante el incremento de las cantidades de bifidobacterias, de lactobacilos o de ambos basadas en la
utilización de prebióticos, probióticos y simbióticos.
Los probióticos son microorganismos vivos reconocidos como habitantes normales del intestino humano que, al ser ingeridos, potencian las
propiedades de la flora intestinal y contribuyen a mejorar la salud. Las bacterias probióticas suelen vehiculizarse a través de los lácteos,
específicamente mediante las leches fermentadas y los yogures rotulados con "probio", "GG" y "biopuritas". La FDA los reconoce como ingredientes seguros
para los cuales no es necesario establecer limites máximos permitidos en alimentos.
Los prebióticos son ingredientes alimentarios (hidratos de carbono no digeribles) que poseen un efecto favorable sobre la flora intestinal ya que
estimulan selectivamente el crecimiento de bacterias benéficas.
Los simbióticos son la combinación de pre y probióticos.
Tanto los prebióticos como los probióticos son considerados alimentos funcionales, y se definen, como aquellos alimentos que contienen un
componente, sea o no un nutriente, que afecta una o varias funciones del organismo en forma específica y positiva, promoviendo un efecto fisiológico
que va más allá de su valor nutritivo tradicional. La función de los mismos es mantener o mejorar el estado de salud y bienestar y reducir el riesgo de
padecer enfermedades.

Anónimo dijo...

El 19/03/08 la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) informó acerca de productos que contienen lactobacillus casei

En referencia a notas periodísticas aparecidas en el día de la fecha referidas a la inquietud surgida por parte del Defensor del pueblo de la Provincia de Formosa sobre el supuesto efecto nocivo de productos que contienen lactobacillus casei, la ANMAT informa:
1. No existe ninguna prueba científica que avale la afirmación de que el Lactobacillus Casei sea nocivo para la salud. Por el contrario, existe frondosa literatura científica que sostiene que es benéfico. En ese sentido, la ANMAT oportunamente ha publicado en su página Web información al respecto http://www.anmat.gov.ar/consumidores/alimentos/Alimentos_Funcionales_Probioticos.pdf
2. Además de la opinión de sus propios especialistas, esta Administración ha consultado al Centro de Referencia para Lactobacilos (CERELA-CONICET), que es el principal Instituto de Investigación en esta área en el país. Cabe aclarar que no existe ninguna hormona en ningún ser viviente que produzca bacterias, por lo cual es absolutamente imposible que la ingesta de un alimento conteniendo una bacteria inhiba una supuesta hormona capaz de producir “naturalmente” esa bacteria en el organismo humano. Para mayor información puede consultarse la página Web de CERELA www.cerela.org.ar
3. Los productos aludidos se encuentran todos aprobados para la comercialización por las autoridades jurisdiccionales competentes.
4. El Lactobacilo Casei y otros lactobacilos, forman parte de un gran número de productos lácteos y otros alimentos.
5. Las objeciones de la ANMAT para las marcas ACTIMEL y ACTIVIA están relacionadas con las formas publicitarias que adoptan las empresas elaboradoras de esos productos, ya que – a entender de este Organismo- no se ajustan adecuadamente a las normas del Código Alimentario Argentino (CAA).
6. En relación al punto anterior –publicidad de alimentos-, las actuales autoridades de la ANMAT están revisando las disposiciones vigentes a fin de introducir modificaciones que eviten ambigüedades en la interpretación de las normas y permitan cumplir cabalmente con el espíritu de CAA.

Anónimo dijo...

Para publicar cosas de este calibre deberías estar mucho más informado y leer más sobre lo que escribes, porque si no, cometes el error de decir burradas del nivel de " las bacterias las genera el organismo"

Creo que primero deberías saber qué es una bacteria.
El organimos no produce bacterias,las bacterias crecen dentro del intestino como lo hacen en otras partes de tu organismo ya sea generando una enfermedad o en el caso de la flora bacteriana intestinal puede ser altamente beneficiosa por la interación de simbiosis que se produce y todos los efectos que conlleva sobre la producción de enzimas digestivas, de vitaminas K y B, defensa contra patógenos y regulación del sistema inmune.
Nuestra flora intestinal está formada por un auténtico ecosistema que hemos ido adquiriendo desde que probamos la leche materna hasta ahora.

Que con esto que escribes, intentes comunicar que las bacterias las desarrollas como si de crecerte la uña del dedo gordo del pie estuvieras hablando...
Que actimel active tus defensas es una chorrada como una casa porque sí ayuda a tu sistema inmune, pero como lo hace cualquier probiótico o prebiótico que susministremos(no hace milagros, ni te proporciona superpoderes) pero que digas o se manden estos hoax sobre la peligrosidad del actimel...no se qué interes hay en generar el caos social jajaja y evidentemente la primera reacción, es creérselo porque los fundamentos parecen lógicos y todo!

...pero qué atrevida que es la ignorancia...

Anónimo dijo...

me parecio muy interesante toda esta investigación, yolo consumo desde hace mucho tiempo, y realmente, no me resfrio y no me enfermo, no se si realmente es por el yogur actimel, o porque mi organsimo asi, lo que si noto desde algun tiempo es que pareciera un dependencia, al yogur, no se si tiene algun componente que pueda hacer adicción.